Dani Cárdenas se perderá, con un alto porcentaje de probabilidad, lo que resta de temporada regular después de sufrir un esguince en el tobillo derecho tras un lance en el entrenamiento de esta mañana. El meta, en un intento de ir a por un balón aéreo procedente de Jorge De Frutos, chocó con un Mohamed Bouldini que también fue a por la disputa y salió mal parado en la caída. El guardameta, indiscutible para Javi Calleja y fijo en la portería del Levante en LaLiga SmartBank, pasará por el quirófano después de padecer una rotura de ligamentos en la zona afectada, y la intervención determinará si podrá volver a ponerse los guantes en lo que resta de competición.  

Parte médico del Levante UD:

"Dani Cárdenas ha sido sometido a diversas pruebas médicas para conocer el alcance de la lesión que ha sufrido en la sesión de entrenamiento de esta mañana. Las pruebas han confirmado que el guardameta sufre un esguince de tobillo derecho con rotura de ligamentos que requerirá cirugía. En los próximos días Cárdenas visitará al Doctor Ernesto Fernández para programar la operación quirúrgica".