25 de julio de 2020
25.07.2020
Superdeporte
ATLÉTICO LEVANTE

Un plus de exigencia para el filial granota esta temporada

La creación de la nueva categoría Segunda B PRO hará que el equipo dirigido por Tevenet luche por el 'ascenso'

25.07.2020 | 23:09
Una imagen de Luis García Tevenet.

El Atlético Levante afrontará en el curso 20/21, con todas las reservas que implica la coyuntura sanitaria, una temporada en la que se tendrá que plantear un nuevo y ambicioso reto. El conjunto granota, que ya ha anunciado las contrataciones de cara al próximo curso del defensor Alfredo Pedraza procedente del Atlético de Madrid -aunque la pasada campaña jugó cedido en La Nucia- y del centrocampista colombiano Gustavo Carvajal, que llega cedido del América de Cali con una opción de compra, volverá a estar a las órdenes de Luis García Tevenet en el que quizás sea el curso más exigente de los tres que ha iniciado (contando el que va a comenzar) el técnico andaluz al frente del filial granota.

El motivo es que RFEF ha diseñado una nueva categoría intermedia entre Segunda División B y LaLiga SmartBank denominada Segunda B PRO de cara a la campaña 21/22 en la que participarán a priori equipos que no puedan tener deudas económicas con las administraciones públicas (Hacienda y Agencia Tributaria) y a la que accederán solo un porcentaje de equipos de cada uno de los grupos de una Segunda División B que esta campaña contará con cinco de 20 equipos cada uno subdivididos a su vez en ligas de diez y con fases finales con diferentes premios en función de su clasificación en liga regular.

En principio el objetivo de esa nueva competición será prioritariamente económico para ayudar a los clubes a salir del 'pozo' económico de Segunda División B -otra cosa es la situación en la que queden aquellos clubes que no asciendan y que se ven obligados a permanecer en la cuarta categoría- intentando comercializar los derechos televisivos de forma conjunta y a su vez aumentando el porcentaje mínimo de licencias profesionales obligatorias, si bien es evidente que el objetivo de aumentar el nivel competitivo estará también presente, algo que se considera importante a la hora de dar el salto al primer equipo. De hecho, se plantean exigir que los clubes participantes sena SADs, un requisito que obviamente el Levante UD ya cumple si bien todavía no está confirmado que sea sine qua non.

Del cuarto al séptimo

La criba de equipos para la que será la nueva categoría de bronce llegará en una campaña en la que habrá por tanto 100 equipos ya que esta temporada, por los motivos de sobra conocidos, ha habido ascensos pero no descensos. A priori será el 26 de septiembre cuando se inicie de manera que los tres primeros de cada grupo en la fase inicial optarán al ascenso a LaLiga SmartBank, los tres últimos lucharán por no bajar a Tercera y el grupo intermedio –entre cuarto y séptimo clasificados– pelearán por acceder a la mencionada Segunda B Pro.
Con ese objetivo y a tenor de los precedentes de anteriores temporadas con todavía más incorporaciones por realizar, el filial se prepara para un nuevo curso con el mismo objetivo prioritario de suministrar jugadores al primer equipo (este año el jugador que más ha sumado para Paco López ha sido Pablo Martínez) pero a la vez de competir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook