La fase de grupos comienza a ponerse seria para la selección española masculina. Tras un plácido estreno ante la ‘cenicienta’ del grupo C, la anfitriona Japón – número 42 del ránking de la FIBA-, el combinado dirigido por Sergio Scariolo calibra este jueves, a partir de las 14:00 horas, su verdadero potencial ante la siempre competitiva Argentina. Un equipo liderado por hombres como los NBA Campazzo y Vildoza, el veterano Luis Scola, y plagado de ‘viejos conocidos’ de la Liga Endesa. La albiceleste, además, necesita ganar y recuperar sensaciones tras su dura derrota en la primera jornada ante la Eslovenia de Doncic (100-118), y donde los ‘taronja’ Mike Tobey y Klemen Prepelic están teniendo un papel protagonista.

"Debemos volver a ser nosotros, hacer lo que hacemos bien: atacar desde nuestra defensa, jugar con nuestro ritmo y en ataque pasarnos más el balón para volver a ser un dolor de cabeza para los rivales. Tenemos que confiar en nosotros", advertía Facundo Campazzo en la previa. Argentina llega dolida en su orgullo, algo que aumenta considerablemente su peligrosidad sobre la pista. Más aún si sumamos que buscan ‘vendetta’ ante su verdugo en la final del último Mundial hace dos años en China. Entonces, España les pasó por encima y esa es una herida que los de ‘El Oveja’ Hernández todavía tienen abierta. Y no es la única pues pocos pueden olvidar aquella agónica semifinal en este mismo escenario, el Saitama Super Arena, en el Mundial de 2006 y en la que también se impondría ‘La Familia’ para acabar conquistando posteriormente el oro.

Por tanto, más allá de lo físico y táctico, mucho en juego también en el terreno de las emociones. En este último aspecto no parece que España tenga demasiados problemas, aunque sí deberá crecer en los otros dos si quiere llegar lejos en el torneo. Algo habitual en la Selección desde que Sergio Scariolo es el inquilino jefe del banquillo y que ha llevado al equipo a ir siempre de menos a más en cada campeonato. En este sentido, hombres como Marc y Pau Gasol, Willy Hernangómez, Sergio Rodríguez, Rudy Fernández, Llull o Abalde están llamados a dar un paso adelante en los próximos encuentros. Más complicado será que puedan elevar su listón Ricky Rubio y Víctor Claver, grandes referentes en el estreno ante Japón. En el caso del valenciano sumando además, a sus habituales intangibles, 13 putnos, 9 rebotes y un total de 22 puntos de valoración.

Pendientes habrá que estar también de otro jugador del Valencia Basket, Xabier López-Arostegui. El escolta vasco, prácticamente recién aterrizado en Tokio, dispuso ya de algunos minutos en el debut del pasado lunes en el que acusó el cansancio y su falta de actividad en los últimos días. Ahora ya, con un par de entrenamientos junto sus compañeros, habrá que ver hasta dónde es capaz de ayudar al equipo.

Duelo histórico

El partido pondrá sobre la mesa a tres jugadores históricos del baloncesto olímpico: los españoles Pau Gasol y Rudy Fernández, y el argentino Luis Scola. A los tres les une la pertenencia a un club selecto, el de los jugadores de baloncesto que han disputado cinco Juegos Olímpicos. El puertorriqueño Teófilo Cruz, el brasileño Óscar Schmidt, el australiano Andrew Gaze o el español Juan Carlos Navarro, son los jugadores que lo lograron antes que ellos. También alcanzaron ese hito en Tokio 2020 las jugadoras estadounidenses Sue Bird y Diana Taurasi. Scola y Gasol son, en cierta medida, símbolos de sus selecciones, por lo que han obtenido no solo a nivel colectivo sino en su carrera individual. Ambos en los 41 años, el argentino cuenta con un papel más protagonista en su selección que el español, recuperado hace unos meses de dos años de lesión, por lo que el seleccionador Sergio Scariolo suele racionarle los minutos.