La plaza del Ayuntamiento de València ha acogido este sábado 6 de agosto la presentación de la Fundación València Diversitat, la entidad responsable de organizar los Gay Games 2026, que se celebrarán en València. El acto tuvo lugar durante el València Summer Colors, un evento presentado por Tracy Pop, que contó con actuaciones musicales como las de Rosa López, entre otras. El concejal de Deportes, Javier Mateo, destacó que  «València se convertirá en la capital de la diversidad» y explicó que la nueva fundación «va a llenar de actividades deportivas, sociales y lúdicas estos cuatro años en los que tenemos como objetivo sumar cada día a más personas a este gran evento deportivo y social». A la presentación asistieron también el alcalde en funciones, Carlos Galiana; la concejala de Igualdad Políticas de Género y LGBTI, Lucía Beamud, y otros miembros del equipo de gobierno.

El objetivo principal de la Fundación València Diversitat es la de promover, organizar y celebrar los València Gay Games 2026, evento internacional deportivo, cultural y artístico, fundado por la Federation of Gay Games bajo los principios de «participación, inclusión y superación personal» y que «promueve el espíritu de inclusión, convivencia, cohesión social y participación activa a través del deporte».

El concejal de Deportes destacó «a apuesta que ha realizado el Ayuntamiento» para que València superara a otras candidaturas como Guadalajara (México) o Munich (Alemania) y se convirtiera en la sede de los Gay Games 2026, un encuentro que impulsa el deporte y la cultura diversos, igualitarios e inclusivos, no solo para las personas del colectivo LGTBI, sino para cualquier persona independientemente de su orientación sexual, identidad de género, creencias y capacidades físicas o intelectuales.

“Si València ha sido escogida es por los valores que la representan: somos una ciudad tolerante e inclusiva, un lugar donde todas las personas, sin excepción, pueden disfrutar de una amplísima oferta cultural, deportiva y de ocio. Es una gran oportunidad para nuestra ciudad el albergar estos juegos, que serán los mejores Gay Games de la historia”, ha manifestado Mateo.

Impacto

En 2026, València acogerá competiciones de hasta 36 modalidades deportivas y atraerá a unas 15.000 persones participantes y 100.000 visitantes. Los Gay Games celebraron su primera edición en la ciudad estadounidense de San Francisco, en el año 1982, bajo la premisa de “promocionar y aumentar el autorespeto de lesbianas y hombres gays del mundo y generar respeto y comprensión del mundo no gay, principalmente a través de la organización de un evento internacional atlético y cultural abierto a la participación y realizado cada cuatro años, conocido habitualmente como Gay Games”, según subraya la organización de los juegos. En esta primera convocatoria compitieron atletas de un centenar de países, aunque con el paso de los años esta cifra inicial de participantes ha ido aumentando hasta superar los 10.000, y asimismo se ha ido incrementando el número de disciplinas deportivas.

Además de su importancia como herramienta de sensibilización y formación en conceptos como la inclusión y la igualdad, los Gay Games tienen también un importante impacto económico sobre las ciudades, que en el caso de València, y tomando como referencia anteriores sedes donde se ha celebrado, como París, Ámsterdam o Toronto, podría superar los 130 millones de euros.