Del 23 al 29 de octubre se celebrará en Biarritz el Campeonato del Mundo de Frontenis, una cita que tenía marcada en rojo en su agenda Lidia Simón Riera pero en la que, tras una polémica decisión federativa, no estará. Conocida como la’ Messi del Frontenis español’, la alicantina de Villena afincada en València e integrante del Club Frontenis Portacoeli Serra, posee un palmarés impresionante. Sin embargo, denuncia que la Federación Española de Pelota la ha dejado fuera de la selección por no cumplir los objetivos de peso y porcentaje de gasa corporal: 66 kgs y 22% de porcentaje graso: «Me pedían eso para ir al Mundial. No nos hacen ni un buen estudio individualizado a cada deportista. Su objetivo es que lleguemos lo más delgados posibles sin importar, por ejemplo, la masa muscular, ya que ni nos la miden. En sus planes solo está basado el entrenamiento de hacer 4 sesiones de resistencia a la semana, se olvidan de todo lo demás, cuando creo que, en nuestro deporte, es muy importante el entrenamiento de fuerza, ya que también está demostrado que es el entrenamiento que más grasa quema», se queja la jugadora.

Aunque la lista oficial de convocadas se dio el pasado martes, Lidia ya sabía que no iría al Mundial desde hace semanas: «a mí ya me lo comunicaron a principios de agosto, cuando quedaban dos meses largos para el Mundial». En aquel momento, la alicantina sólo superaba en 3 kgs las exigencias federativas: «A falta de casi tres meses de trabajo solo estaba 3 kilos por encima del peso. Un peso con el que jugué y gané la Copa del Mundo de 2021. Conseguí el oro», recuerda la jugadora que no considera tener sobrepeso: «Soy una chica de constitución grande y nunca voy a poder pesar por ejemplo 50kg, pero cuando estoy en las concentraciones, y conforme van pasando los meses y se va acercando el mundial, obviamente cada vez estoy mejor. Y claro que no estoy pasada de peso, si lo estuviese, no ganaría todo».

La no convocatoria para el Mundial llega además tras una gran temporada para Lidia Simón: «Ha sido una de mis mejores temporadas, por no decir la mejor. He ganado todos los partidos que he jugado menos la final del Campeonato de España de Federaciones, que perdí en el 3 set. Pero todo lo demás lo he ganado. Entre otras cosas, el Campeonato de España de Paleta, el Campeonato de España de Preolímpica y el Europeo de Paleta». Por ello, la jugadora no encuentra justificación lógica a su ausencia del Mundial: «Parece que importa más lo delgadas que estemos, que los puntos que hacemos en la cancha». Lidia Simón considera una injusticia lo que le ha sucedido aunque no tiene nada en contra de las otras jugadoras seleccionadas: «Quiero felicitar a todas mis compañeras, porque, si están ahí dentro, es porque se lo han currado. Claro que estoy preparada para luchar por las medallas!… Es más, en paleta goma yo quería defender mi oro, pero no me han dejado».

Lidia resalta que no es la primera vez que se ha sentido ‘maltratada’ por la Federación Española «Ya viví algo parecido en el Mundial Sub ‘22 de Tenerife. En 2019, mi madre falleció de cáncer, en apenas un mes. A los 4 días de enterrarla, me estaban hablando para decirme que entrenase, que se nos echaba el tiempo encima. ¿Esto qué es?. Somos personas, antes que deportistas. Me tocó pasar un verano muy difícil. Para colmo, el día que salía la convocatoria de la selección, me llamaron para decirme que yo era una incógnita y que no sabían si iría al Mundial Sub 22. Me dijeron que tenía que firmar un compromiso en el que me comprometía a llegar a ‘x’ peso, cuando, ese año, estaba más delgada que en toda mi vida». La jugadora denuncia un trato de favor con otros deportistas: He ido a ver una Copa del Mundo de otras modalidades, y hay varios jugadores ‘pasados de peso’ y ellos sí que van convocados pero ahora me pregunto: ¿por qué ellos sí, y yo no?. Muchas veces pienso que no sé qué he hecho para que me traten así».

La jugadora se siente discriminada y perseguida: «Yo no sé qué tienen en mi contra. Lo que me queda ca claro es que, obviamente, algo hay. No puede ser que nadie haya cogido el teléfono y haya intentado tener una conversación conmigo, de tú a tú, después de lo que le he dado a la FEP en los últimos años. Creo que tiene que cambiar toda la FEP. Necesitamos gente con ideas nuevas y con decisiones justas».

Lidia Simón no señala directamente a los seleccionadores, Javier Pinto y Conrado Frías pero está dolida con su actitud: «Solo sé que, si no me dejan llevar a la jugadora que quiero, obviamente me plantaría. ¿Por qué me tienen que decir desde arriba (cuando apenas no la ven competir y nunca la ven en las concentraciones nacionales) que la jugadora, a la que quiero llevar para conseguir alguna medalla, se queda en casa?». Lidia se siente arropada por su club, el Portacoeli Serra, que ha emitido un comunicado para denunciar la exclusión de su jugadora: «querría agradecer a todo el mundo que ha difundido mi comunicado y que me apoya, en estos momentos. Me doy cuenta que soy una persona querida en este mundillo y eso siempre gusta".