El Mundial de Glasgow ha consagrado aún más a Ricardo Ten como una de las grandes estrellas mundiales del ciclismo paralímpico. De hecho, aunque no pudo lograr ayer su cuarto oro, se despide del Mundial de Glasgow con seis medallas y pleno en sus pruebas, tras la plata lograda ayer en la prueba de fondo en ruta.

El de Tavernes Blanques, sin embargo, acaba con tres oros, dos platas y un bronce y amplía aún más su ventaja como ciclista español con más medallas mundiales de todos los tiempos.

La primera medalla la logró el 3 de agosto en pista, en la prueba de persecución individual, en la que se quedó a menos de un segundo del oro, en un bonito duelo frente al chino Li.

Cuatro días, después, el valenciano completó un doblete de ensueño imponiéndose en el scratch y llevándose además la general del ómnium, colgándose así dos oros para la historia.

La cuarta medalla para Ricardo Ten en este Súper Mundial de Glasgow llegó el 8 de agosto gracias al gran rendimiento del valenciano junto a Pablo Jaramillo y Alfonso Cabello en la prueba de Velocidad por Equipos. El trío nacional, que ya se subió al podio en los pasados Juegos Paralímpicos, se tuvo que conformar con el bronce.

Un nuevo oro llegaría el pasado jueves 10 de agosto, cuando el valenciano se coronó también como el mejor en la prueba contrarreloj individual en ruta, la prueba para la que más se había preparado esta temporada.

Última medalla

Y ya con 48 años recién cumplidos en Glasgow, Ten puso la guinda a su participación en el ‘Súper Mundial’ con una nueva medalla de plata. Lang y Ten fueron los claros dominadores de la prueba y desde el comienzo quedó claro que entre ellos se iban a jugar las dos primeras plazas, en un pulso que finalmente se decantó a favor del ciclista chino. La medalla de bronce fue para el alemán Michael Teuber. Por su parte, Maurice Eckhard , también del Proyecto FER, sólo pudo ser duodécimo en la categoría C2.