17 de enero de 2021
17.01.2021
Superdeporte
LIGA ENDESA
San Pablo Burgos 7883Valencia BC

La novena victoria consecutiva es para Miki Vukovic

El Valencia Basket sabe a sufrir para imponerse al Burgos y dedicar el triunfo al 'Maestro'

17.01.2021 | 20:13
Joan Sastre, durante el choque en Burgos.

Novena victoria consecutiva para el Valencia Basket en la Liga Endesa con destinatario y dedicatoria muy especial. Ese no era otro que el técnico Miki Vukovic, fallecido este viernes a los 76 años de edad, y que todos tenían en mente desde el emotivo minuto de silencio que se guardó durante los prolegómenos del choque en Burgos.

Arrancó ya bien el partido para el Valencia Basket gracias a la inspiración de Derrick Williams. La producción del norteamericano, muy activo en el encuentro, permitió a los taronja comenzar a marcar ya el ritmo en los primeros compases y abrir una pequeña renta en el luminoso (9-15; min. 6).

A Joan Peñarroya no le gustaba nada lo que estaba viendo y, visiblemente disgustado, decidió comenzar a mover el banquillo. Llegaba entonces una segunda falta de Kravic que le mandaba directamente al banquillo y a Tobey a la pista en un movimiento estratégico de Ponsarnau.

Esto, sin embargo, no se tradujo en la ampliación de esa ventaja. Es más, dos triples de McFadden pondrían las tablas poco después tras un parcial de 8-2 (17-17; min. 9). Aún así, era el Valencia Basket el que transmitía mejores sensaciones y eso acabó permitiéndole acabar el cuarto de nuevo por delante tras dos buenas acciones de Labeyrie y San Emeterio (18-23; min. 10).

Los taronja seguían muy metidos en el choque, pero sin embargo acusaban una serie de problemas que evitaban que se despegaran en el marcador. Uno de ellos era el control del rebote defensivo, que permitía segundas opciones a su rival, y otro muy sangrante los tiros libres (2/6 al descanso). Factores que minimizaron una tercera personal de Kravic que pudo haber hecho mucho más daño a los locales.

Gran parte de culpa la tuvo también los buenos números de Rivero y McFadden, quienes pusieron de nuevo el partido en un puño (32-34; min. 17). Ponsarnau, con buen criterio, optó entonces por dar entrada a Van Rossom y San Emeterio por Vives y Hermannson, cuya presencia en pista no estaba terminando de funcionar. Bajo la batuta del belga el Valencia Basket volvió a coger algo de aire antes del descanso (35-40; min. 20).

No le sentó bien, sin embargo, el paso por los vestuarios al conjunto taronja. A los problemas en el rebote se unió alguna pérdida y varios errores ofensivos que el San Pablo Burgos aprovechó para dar la vuelta al choque (43-42; min. 22). Lo más preocupante, sin embargo, era que los porcentajes locales no eran ni mucho menos buenos y, aún así, habían logrado ponerse por delante gracias a las concesiones del Valencia Basket. Una tendencia que se mantuvo hasta el final del cuarto y que Vives arregló con un triple sobre la bocina (60-62; min. 30).

Esa acción fue un mazazo para un Burgos muy errático desde el 6,75 y que vio como los de La Fonteta ampliaban el parcial hasta un 0-12, precisamente, golpeando desde la línea de tres puntos (60-71; min. 32). La dirección y clarividencia de Hermannsson había dado un nuevo aire al partido, llevando la renta hasta una máxima de 13 puntos a cuatro minutos el final (68-81; min. 36). Parecía definitivo, pero los taronja volvieron a jugar con fuego y a punto estuvieron de quemarse.

También te puede interesar: Homenaje a Miki Vukovic en La Fonteta

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook