Con camisetas amarillas en homenaje al Villarreal y con 1.500 aficionados en las gradas por primera vez en la temporada, el Valencia Basket afrontaba el primer partido del play-off ante un Baskonia que no acabó la Liga regular en su mejor momento y que llegaba a La Fonteta con la intención de recuperar el factor pista que le arrebataron los taronja in extremis. Pero no lo lograron y gran parte del mérito lo tuvo Dubljevic, con 20 puntos y dos tiros libres decisivos que pusieron el 87-86 con una afición que volvía a disfruta de una de sus grandes noches en casa.

Ponsarnau volvió a apostar por jugar con dos bases de inicio con Vives y Van Rossom, acompañados en el quinteto por Kalinic, Derrick Williams y Tobey. Los taronja empezaban a anotar con facilidad por medio de Vives, Tobey y un Kalinic que, con tres tiros libros, cerró un parcial inicial de 8-2 para los locales.

Pero la superioridad de Tobey en la pintura la compensaba el acierto de Pierriá Henry para los de Ivanovic, que se mantenían en el partido con pequeñas desventajas que llegaron hasta el 22-18 al final del primer cuarto, que cerró Prepelic con dos tiros libres tras un triple de Sastre y dos canastas consecutivas de Dubljevic.

Un pequeño margen para los taronja que se esfumó en un visto y no visto en la reanudación, con un parcial de 3-12 para el TD Systems Baskonia, con triple incluido del extaronja Quino Colom y cinco puntos consecutivos de Peters que obligaron a Ponsanau a parar el partido. Y ahí despertó Prepelic, con un triple marca de la casa y dos tiros libres (30-33). Pero el Baskonia no perdía la calma y tras dos grandes acciones de Fall para cerrar un parcial de 0-9 logró la máxima diferencia en el marcador (32-42).

Kalinic con un 2+1 redujo diferencias pero Henry llevó el partido al descanso con nueve puntos de ventaja para los suyos (35-44), superiores en el rebote y en porcentaje de acierto en triples.

El equipo necesitaba a La Fonteta y aunque un triple de Massenat echaba un jarro de agua fría a las ilusiones taronja en la vuelta a la pista, los jugadores sacaron lo mejor de sí en el momento más delicado para dar la vuelta al marcador con un parcial de 15-3 que cerró Dubljevic con dos triples que llevaron la locura a La Fonteta a mitad del tercer cuarto.

97

Valencia Basket Club vs TD Systems Baskonia . PlayOff

El partido cambiaba de color pero un equipo de Ivanovic nunca baja los brazos y en un visto y no visto volvieron a tomar el mando del partido de la mano de Polonara, Dragic, Peters y un Colom que volvía a estar acertado desde más allá de la línea de 6,75 (55-60).

Un intercambio de triples entre Sastre y Peters y una última canasta de Williams llevaron el 60-63 al final del tercer cuarto.

Todo estaba por decidir, pero el festival del triples del Baskonia de la mano de Polonara, Dragic y Giedraitis volvía a poner a los taronja contra las cuerdas con un 65-74 que obligaba a Ponsarnau a pedir tiempo muerto.

Y como en tantas otras ocasiones, el talento y la sangre fría de Kalinic abrieron el camino para volver a soñar con la remontada, ayudado por Labeyrie y Van Rossom, que con un triple puso al Valencia Basket a solo cuatro puntos (74-78).

La remontada se frenaba con un intercambio de canastas hasta que apareció de nuevo Dubljevic para empatar el partido con cuatro puntos consecutivos que pusieron el 82-82 a 1:28 del final. Ivanovic paraba el partido mientras La Fonteta vibraba al grito de 'Dubi, Dubi'.

Aún había que sufrir, Labeyrie respondió con un triple a una canasta de Giedraitis y acto seguido, Henry entró solo hasta la cocina para poner el 85-86. Pero volvió el capitán para forzar una falta y anotar dos tiros libres que valen oro ante una Fonteta volcada con su capitán y que mantiene el factor cancha a favor. Eso sí, el miércoles intentarán cerrar el pase a semifinales en Vitoria para no tener que jugárselo a una carta el viernes en casa.