Dentro de la plantilla del Valencia Basket, Sam Van Rossom no es un jugador cualquiera. Este domingo, en el Coliseum Burgos, el base de 35 años se convirtió en el quinto jugador con más partidos oficiales de la historia del club. La suya es una voz autorizada. Palabra respetada en el vestuario, el club y el entorno que lo rodea. El belga pone en valor el esfuerzo de los jugadores que están remando para que el equipo mantenga su rumbo contra la marejada de lesiones. 

«Ahora mismo nos toca sufrir un poquito. Tenemos lesiones, pero todos los que están para jugar siempre dan un paso adelante y lo dejan todo en la pista. Queremos ganar todos los partidos posibles, el esfuerzo está ahí. Todos se están esforzando al máximo para dar un paso más, ayudar a ganar al equipo y sobreponerse a los contratiempos que tenemos. Ojalá podamos recuperar algún lesionado lo antes posible. Estar pronto con todo el equipo disponible sería la mejor noticia», analiza Van Rossom.

Más allá de un talento innato como ‘playmaker’, entre las cualidades de ‘Samy’ se encuentra la de adaptarse a las necesidades del equipo. En la previa del choque en Burgos Joan Peñarroya avanzó que el regreso al equipo de Van Rossom, un mes después de la lesión que sufrió frente a Baskonia en la jornada inaugural de la Liga, le daría al Valencia BC un impulso en un perímetro debilitado sin su tirador más certero, Klemen Prepelic. Y así fue. Aún falto de ritmo, el belga encestó dos de los cuatro lanzamientos triples que intentó. Seis puntos de oxígeno importantes en un triunfo tan ajustado como vital para equilibrar la cuenta de victorias-derrotas y los niveles de confianza del grupo.

Como reconoció el entrenador, el base de Gante tuvo que reaparecer antes de lo aconsejable por la abundancia de lesiones. Incluso, los 21 minutos jugados también fueron más de lo recomendable. Pero Van Rossom pasó la prueba. Mañana martes volverá a ser un arma clave en el juego exterior para el debut en EuroCup contra el Promitheas Patras de Grecia. «Tenemos mucha ilusión por una competición que, quizá, va a ser más dura que otros años. Ha cambiado un poco el formato, además la Liga regular será muy importante y cada partido va a contar desde el principio. Debemos salir muy fuertes, cada duelo cuenta y queremos comenzar con buen pie en la Fonteta contra el Promitheas», valora el segundo capitán taronja.

Sam Van Rossom, en el partido del domingo en Burgos, donde sumó 21 minutos ACB PHOTO | B. B. Hojas

El objetivo, según Van Rossom, es proseguir con el «carácter» mostrado en Burgos y poder enlazar una racha de victorias. «Fue un triunfo de carácter. En la primera parte jugamos muy bien, en la segunda sufrimos, pero nos agarramos al partido y al final ganamos. Eso habla muy bien de la mentalidad del Valencia BC», apunta.

Para San Van Rossom, que el domingo cumplió 400 encuentros oficiales con la camiseta taronja, entrar en el selecto club de los cinco históricos con más partidos es «un gran orgullo». «Los jugadores que están ahí forman una lista ilusionante, todos son personas que significan mucho para el club. Hemos estado mucho tiempo aquí y llevamos el taronja en nuestro corazón. Estoy contento de alcanzar esta cifra», concluye un con tres títulos en su palmarés en VBC desde 2013: La Liga Endesa 2017 y las EuroCups 2014 y 2019.