Australia solucionó sus problemas de tiro para estrenar su casillero de victorias en el Mundial frente a Malí (118-58). Este contundente triunfo del equipo de la jugadora del Valencia Basket Rebecca Allen podría servirle una vez concluya el grupo B. En el estreno del campeonato, las australianas cayeron frente a Francia (57-70).

Las 'Opals' ahora tienen marca de 1-1 y es probable que necesiten ganar al menos dos de sus últimos tres partidos para garantizar un lugar en los cuartos de final. La próxima cita para Allen y compañía llegará el domingo a las diez de la mañana frente a un rival mucho más duro, Serbia.

Malí, el equipo con el ranking más bajo del torneo donde juega Meiya Tirera, ex del Valencia BC, solo preocupó a las australianas en los intercambios iniciales, alcanzando una sorprendente ventaja de 10-2 mientras las anfitrionas entraban en calor.

Pero el equipo africano, propenso a cometer falta, fue castigado por las locales desde la línea de tiros libres. Además, Australia se mostró muy efectiva desde más allá de la línea de tres puntos, con un 55 % de acierto. Allen colaboró con dos triples en sus tres intentos.

'Bec' Allen terminó el choque con 8 puntos en 17 minutos, tres rebotes y nueve créditos de valoración.