E l tiempo se le ha acabado a Daniel Wass. El internacional danés regresa a València con su futuro en el aire, después de alargar su reincorporación al grupo a la espera de que el Olympique de Marsella traslade una oferta en condiciones al Valencia CF. La idea del club es la misma que se tenía antes de que el futbolista abriera la puerta a su salida de Mestalla desde la concentración de Dinamarca en la Eurocopa. Es un jugador importante y si quiere salir debe llegar una propuesta económica interesante. De hecho el club le ha trasladado una oferta de renovación por una temporada más, es decir, hasta 2023.

Una semana más tarde que Gayà, que se incorporó al equipo ya la semana pasada, Wass vuelve para iniciar la pretemporada con el equipo. El danés sigue en el Valencia y tendrá que dar la cara en Paterna. Por el momento deberá esperar otro intento del club presidido por Pablo Longoria.

Este será el primer contacto entre Bordalás y Wass. Un momento esperado por parte del entrenador para hablar directamente con el jugador y saber de primera mano cuáles son sus intenciones. De hecho algunos jugadores reconocieron que sus conversaciones con el entrenador alicantino habían supuesto un empujón de confianza como en el caso de Maxi Gómez.

Wass aterrizó en la ciudad el sábado por la tarde. El danés se hizo una prueba PCR y ha estado entrenando en solitario durante el fin de semana. Este lunes pasará las pruebas médicas y si todo está bien se ejercitará por la tarde con el resto del equipo. Una vuelta que se ha alargado hasta solo doce días antes de que el Valencia inicie la temporada oficialmente contra el Getafe.

Wass y el Marsella

Por ahora el único club que ha dado un paso firme por Wass ha sido el Marsella. El presidente del club Pablo Longoria reconocía el interés en un jugador con el que ya tienen un preacuerdo para firmar un nuevo contrato en el Velodrome, donde su ficha sería superior a Mestalla. Sin embargo la oferta que han trasladado los franceses para hacerse con el valencianista es insuficiente a nivel económico. No obstante el Valencia espera nuevas reuniones para tratar el tema próximamente.

El propio Longoria reconocía que la operación no sería sencilla: «Hay un interés que se le ha transmitido al jugador y a su club, pero se trata de unas negociaciones difíciles. Wass solo tiene un año más de contrato. Esperaremos y veremos las posibilidades».

La primera propuesta del Olympique de Marsella está lejos de las exigencias del Valencia por un jugador que no tenía previsto dar salida y no solo eso, sino que además quiere alargar un año más ese contrato que finaliza en 2022. Es más una hipotética venta solo permitiría reinvertir un 25% de lo que se ingresara en el traspaso.

De esta manera Wass tiene qué decidir si continúa con su idea de marcharse y aprieta al Marsella para que mejore su oferta o si renueva su contrato.