Lo primero que le dijo Luis Enrique es que si estaba en la selección era porque se lo había ganado. En Suecia le dio la razón con un debut con gol a los cuatro minutos de récord. Carlos Soler ha llegado a la Roja para quedarse y para hacer todavía más grande su leyenda en el Valencia. Ha sufrido mucho los dos últimos años, pero este verano ha visto la luz. Se identifica con José Bordalás, le gusta la humildad y las ganas de los fichajes, celebra que se hayan quedado jugadores importantes y confía en la fuerza de Mestalla. Si equipo y afición se unen el Valencia será imparable. No quiere lanzar las campanas al vuelo, pero avisa: las sensaciones son muy buenas y si el equipo sigue «este camino» volverá a donde se merece. Palabra de capitán.  

Debut como titular, dorsal ‘10’, gol en cuatro minutos y derrota. ¿Cómo estás?

La sensación no es buena a pesar del gol porque no me gusta perder y una derrota te deja un sabor de boca malo. Fue una derrota dura, personalmente el inicio fue muy bueno para mí con el gol, pero después tuvimos un error y llegó el empate. Fue una pena porque si hubiéramos aguantado ese gol el partido habría sido otro. Tenemos que mejorar y solo queda ganar todos los partidos que quedan y que Suecia pinche porque una repesca no sería fácil, pero ahora no hay que pensar en eso. Hay que corregir los errores, pensar positivamente, insistir en nuestro estilo y levantarnos.

Yo diría que has llegado a la selección para quedarte. ¿Cómo se siente uno como internacional absoluto?

Llevo poco tiempo, pero me siento muy bien. Conocía prácticamente a todos de haber coincidido previo al Mundial de 2018 o en la burbuja de la Eurocopa o de haber jugado contra ellos. Solo hay 2 ó 3 que no conocía personalmente. Son jugadores que llevan mucho tiempo en el élite y la sensación que me ha dado es que son igual de buenos tanto dentro como fuera del campo. Son muy buen grupo.

¿Qué te dice Luis Enrique?

Me dijo que si estoy aquí es porque me lo he ganado en el club. También me dijo que aquí hay otra manera de jugar diferente al Valencia y que hay que adaptarse lo más rápido posible. La ventaja que tengo es que vengo de categorías inferiores de la selección y creo que estoy acoplado a ese 4-3-3 de la selección aunque en el Valencia en los últimos años ha sido 4-4-2. No es sencillo cambiar de un día para el otro el chip, pero hay que hacerlo porque esto es el máximo nivel.

Qué bueno tener a José Luis Gayà al lado. ¿Qué consejos te da el capitán?

Sí, estos días si hay alguna cosa que se me escape le pregunto a él porque lleva mucho tiempo, creo que ha venido a todas las convocatorias de Luis Enrique, ya es casi como un veterano en la selección. Me refugio un poco en él para lo que me pierdo un poquito.

Carlos Soler, posando durante un entrenamiento de la Selección

¿Sientes que era el momento perfecto para debutar con la selección absoluta?

Bueno, al final los momentos no se eligen. Llegan con trabajo, con esfuerzo y con muchos años de dedicación. Había sonado en otras convocatorias, al final no se había dado el caso, pero ahora por suerte y por trabajo las cosas me están saliendo bien y es un buen momento para mí.

¿Estás en el mejor momento de tu carrera?

Estos primeros años en el club han sido de progresión para mí, cada año he intentado mejorar en el campo y fuera del campo, al final es un proceso que hay que llevar. Un chaval de 19 años en el primer equipo como yo que sube de la Academia a primera división necesita muchos partidos para madurar y para fallar y aprender. He tenido muchos fallos, soy consciente de ello, pero gracias a eso estoy donde estoy y creo que es un momento bueno de madurez. Creo que es mi quinta temporada en el Valencia, he pasado por las etapas de la Sub-19, Sub-21 y los JJOO, me ha llegado la oportunidad de ser capitán del equipo, la temporada pasada fue de crecimiento personal en cuanto a coger más responsabilidad en el campo con penaltis y balón parado que es otra faceta que también asumí. Puede que sea uno de mis mejores momentos, pero espero que no sea el mejor todavía.

Lo de Suecia son palabras mayores. ¿Hasta dónde puede llegar Carlos?

Me sale natural intentar mejorar cada día. El otro día hablaba con unos amigos de toda la vida y me decían que vaya partidazo había hecho. No me di cuenta, me sale de forma natural, con el trabajo que hay detrás, el que se ve y el que no se ve. Es normal que si no se ve no se le dé valor, pero yo cuido el descanso, la nutrición, al gimnasio, al trabajo de prevención de lesiones, de todo aquello que está detrás del campo. Yo intento mejorar cada día y hacerlo de forma natural.

Por cierto, hay cinco internacionales formados en Paterna en la Absoluta.

Siempre es bueno que la cantera del Valencia en la selección y en el fútbol del élite. Eso significa que se ha hecho un buen trabajo y se está haciendo. Debería ser la base de cualquier club porque son jugadores que tú mismo creas y te pueden dar un beneficio en el campo como económico. El Valencia en los último años y en toda su historia ha sacado jugadores muy buenos.

Siete puntos de nueve. ¿Qué os dicen en la selección del cambio del Valencia?

Nos han preguntado que tal nos va con el nuevo míster porque estos tres primeros partidos de liga han sido bastante buenos a nivel de puntuación, pero también a nivel de sensaciones porque son muy buenas. Sobre todo el último día contra el Alavés que no nos crearon peligro prácticamente y jugamos con las señas de identidad que quiere el míster de presionar, de no dejar respirar al contrario, de si perdemos el balón intentar robar y si no se puede cortar el juego para que no nos hagan contras, al final intentar adaptarnos a lo que nos pide el entrenador y creo que lo estamos haciendo y ojalá que siga esta racha.

Pincha aquí para leer la segunda parte de la entrevista de SUPER a Carlos Soler en la que habla más en profundidad del Valencia CF.