LaLiga ha destacado el trabajo del Valencia CF y la gestión de la cantera en Paterna. Sean Bai, director de la Academia VCF, explica que las historias de éxito de los más jóvenes inspiran a los futbolistas que vienen pisando fuerte desde las categorías inferiores. Una labor formativa que ha dado como resultado la plantilla más joven de la Primera División española, pero con vistas a que Paterna siga dando sus frutos.

“Sólo hay que ver todos los jugadores de la Academia del Valencia CF que han llegado al primer equipo'. Creo que nuestro historial habla por sí mismo y también el hecho de que hemos tenido uno de los equipos más jóvenes de LaLiga durante muchos años. Incluso para nuestro equipo filial, confiamos en los jóvenes y les damos oportunidades. La gente ha visto que hay un camino claro desde la Academia hasta el primer equipo, por lo que tienen un interés muy evidente en vincularse con nosotros. Nos ven competir, saben que confiaremos en ellos y les daremos oportunidades, y que creceremos junto a ellos hasta que lleguen a la élite", analiza Sean Bai sobre el camino que está trazando en Valencia en la gestión del talento juvenil.

Sean Bai pone como ejemplo concreto el caso de Ferran Torres, líder goleador de La Roja con Luis Enrique y futura estrella del Manchester City, que sirve como inspiración para el resto de jóvenes: "Cuando ves que un jugador joven como Ferran Torres da el salto al Manchester City y además juega con la Selección Española, es un muy buen ejemplo del nivel que pueden alcanzar los jugadores jóvenes de aquí, especialmente los que vienen de la Academia del Valencia CF. Es una gran inspiración y una bonita historia para todos los jóvenes jugadores de aquí"

La idea del Valencia con la Academia es la de convertirse en el vivero referente de la Comunitat Valenciana: "Nuestro propósito ha sido conseguir que los mejores talentos de la Comunidad Valenciana se incorporen a nuestra Academia y eso constituye la columna vertebral de nuestro proyecto aquí. Como muchos de estos jugadores proceden de la región, tenemos una identidad muy marcada. Luego, sobre la marcha, encontramos muchos otros jugadores, de fuera de Valencia o de fuera de España, que son bastante buenos y sabemos que siguen aportando valor a nuestro grupo principal de jugadores. Así que salimos, de forma proactiva, a través de nuestros contactos en diferentes mercados, regiones y ligas, vemos también muchos torneos juveniles, esos contactos nos envían perfiles... Son oportunidades que están fuera de lo que tenemos en Valencia, pero las traemos para complementar el núcleo y la columna vertebral de lo que tenemos aquí".

Por ejemplo Sean Bai destaca el caso de Gayà o el de Yunus. Jóvenes con compromiso y sacrificio para seguir creciendo en la estructura formativa del Valencia: "Nuestro capitán, Gayà, cuando era mucho más joven, se desplazaba, cada día, 200 Km. desde su casa para venir a entrenar aquí. Ese es un compromiso que le diferenciaba de todos los demás y para el resto de los jugadores es exactamente igual. En el caso de Yunus Musah, cuando llegó del Arsenal, estaba en nuestro equipo juvenil (Sub-19), pero nunca preguntó por qué no jugaba en el primer o segundo equipo. Estaba allí, estaba listo para aprovechar la oportunidad de seguir compitiendo, creciendo, desarrollándose y cuando llegó esa oportunidad, estaba listo. Cuando llegó la selección nacional de Estados Unidos, estaba listo".

"La gente a menudo olvida que, cuando los jugadores llegan, todavía necesitan desarrollarse y prepararse antes de estar listos para la élite", señala el director. En cuanto a la forma en la que el club español lo consigue, la clave es que los entrenadores y los directivos adoptan un enfoque a largo plazo y no a corto plazo. Bai revela: "Creo que el secreto de nuestro trabajo aquí es el compromiso a largo plazo y también tener un enfoque más humano, centrado en los jugadores. Muchas Academias, al hablar de la formación de los jóvenes, se centran mucho en la producción de jugadores. Se habla de fábricas. Pero, en realidad, nosotros nos centramos en todos estos jugadores y cada uno de ellos es diferente. Pueden tener formas muy diferentes de desarrollarse y crecer, a veces porque provienen de entornos o circunstancias diferentes. Intentamos crear un sentimiento y una identidad de familia aquí en la Academia, así que tratamos de crecer juntos, de pasar juntos por muchos momentos difíciles y también por momentos buenos. Creo que estas son algunas de las grandes diferencias que tenemos aquí"

Por último otra clave es la colaboración internacional con otras escuelas en diferentes países o torneos internacionales en los que la Academia VCF es elogiada: "Tenemos muchos acuerdos y colaboraciones con colegios y participamos en muchos eventos dentro de la comunidad porque, al final, hay muchos valores detrás de este club. No sólo queremos licenciar nuestra marca en otras partes del mundo. Queremos tener un proyecto futbolístico real que ayude a los jóvenes talentos. Nos fijamos en lo que nuestros socios necesitan a nivel local, porque no queremos limitarnos a volcarles nuestra información y dejar que la procesen. Queremos personalizarla en función del contexto y del entorno, y les damos un programa basado en todas estas condiciones. Así, hemos conseguido muchas colaboraciones más productivas en el extranjero"