El Valencia quiere salvarse y lo demostró con un triunfo muy trabajado en el que no negoció el trabajo y dejó la portería a cero en un gran ejercicio defensivo. Oriana Altuve hizo el tanto de la victoria con un gran cabezazo y Anna Torrodà marcó el tempo del partido. Las de Andrea Esteban respiran antes del parón de selecciones porque con los tres puntos cosechados salen de los puestos de descenso con ocho puntos en el casillero. 

La igualdad marcó los primeros compases de la contienda. El Valencia salió queriendo la pelota, pero acercándose con cierta timidez a las inmediaciones del área rival. El Betis, por su parte, se defendía muy bien plantado sobre el campo y sin conceder demasiadas ocasiones, aunque sí cediendo metros a su rival. Cerca de la media hora de partido, las valencianistas iban a gozar de su primera gran ocasión cuando Salmi ganó la espalda de la defensa rival con una carrera al espacio, pero en metros finales no acertó con el pase a Altuve. El partido llegó al descanso en tablas, pero con el equipo de Andrea Esteban muy entero y mostrando superioridad en el campo. 

En la segunda mitad el equipo salió aún más fuerte con Torrodà al mando de la operaciones y moviendo al equipo con solvencia, haciéndole llegar con cada vez más insistencia. En una de ellas, la ‘21’ metió un balón medido al área que Oriana Altuve introdujo en el fondo de las mallas con un remate de cabeza anticipándose a la salida de la guardameta. Tras el tanto las béticas trataron de reaccionar subiendo las líneas, pero el combinado valencianista no se descompuso, ejecutando un buen ejercicio defensivo y concediendo muy poco. La única clara para el Betis se encontró la estirada de Noelia, que fue titular en sustitución de la lesionada Enith. Ni siquiera Mari Paz Vilas, mejor jugadora de la historia del Valencia, consiguió perforar la portería y las blanquinegras amarraron tres puntos de oro.