La capacidad de persuasión de Gennaro Gattuso permite que el Valencia esté cerca de concretar uno de los mejores golpes de mercado. El entrenador italiano tiene convencido a Edinson Cavani, de 35 años agente libre desde que acabara su contrato con el Manchester United, de fichar por el club de Mestalla. A pesar de la competencia de clubes como el Villarreal, con más músculo económico y con un proyecto que ofrece competir en Europa, el Valencia ha logrado posicionarse con otros factores: la excelente relación personal entre Gattuso y Cavani y la seguridad de que el delantero charrúa, autor de 360 goles oficiales a lo largo de su exitosa carrera, contará con minutos en Mestalla para llegar en forma al Mundial de Catar. Una garantía que en otros clubes competidores, y de mayor nivel, no queda tan clara, y que para Cavani pesaría más que el sueldo a percibir, que ajustaría a los márgenes del Valencia, según Tribuna Deportiva.

Sin embargo, para que la llegada de Cavani pueda cristalizar, es necesario que el Valencia traspase a su compatriota Maxi Gómez, en conversaciones con el Fenerbahçe. La salida de Maxi, y de Marcos André al Rayo Vallecano, abrirían el abanico al disponer de más dinero y liberar fichas extracomunitarias. Una condición clave para seguir aspirando al fichaje de Arthur Melo. El mediocentro brasileño fue descartado por el propio Gattuso, cuando ya lo había convencido de venir, porque el Valencia no llegaba a pagar el 50% del salario (de 5 millones limpios más bonus) como exigía la Juventus para ceder al ex del Barça. No obstante, los problemas que la Vecchia Signora está encontrando para traspasar al centrocampista Rabiot al Manchester United (una negociación virtualmente rota), podrían hacer reconsiderar al club italiano su postura. Entre otras cosas, porque el único club que ha presentado formalmente una oferta por Arthur (a quien la Juve ha cambiado hasta el dorsal) ha sido el Valencia.

De la defensa al ataque todo puede pasar y Gattuso se está implicando personalmente al máximo para decantar las llegadas que potencien el proyecto, como ya lo intentó con Politano, Demme, Mertens o Torreira. Otra de las preferencias del técnico calabrés es la de un defensa central que ayude a sacar la pelota desde atrás. Según informó Tuttosport y pudo confirmar este periódico, Gattuso ha contactado con Armando Izzo, defensa del Torino de 30 años, para recalar en el club de Mestalla. El carisma de Gattuso queda al servicio de un club pendiente de reconfigurar sus estructuras deportivas internas, como la propia entidad informó tras la destitución de Anil Murthy como presidente. La opción de Izzo, cuyo protagonismo en el Torino fue a menos el año pasado, entraría en los márgenes financieros del club.

Un caso contrario es el del central belga del Olympique de Lyon Jason Denayer, pero a pesar de acabar contrato, sus exigencias salariales quedarían de momento bastante por encima de las posibilidades del club de Mestalla. De hecho, desde Arabia Saudí aseguran que está cerca del Al-Nasr. 

La alternativa en la recámara es la de Omar Alderete, que lleva esperando todo el verano por el Valencia. Además de la defensa, las prioridades pasan también por el ataque, y más con el vacío de la marcha de Gonçalo Guedes, compensado con las llegadas de Samu Castillejo y Samuel Lino. Aún así, se busca un futbolista versátil que puede jugar en banda y caer al ataque. Entre los primeros de la lista está Abdessamad Ezzalzouli ‘Abde’, el extremo marroquí de 20 años del Barcelona. El atacante ya interesó al Valencia cuando militaba en el Hércules. Abde está en la agenda de muchos equipos de Primera división y la competencia del Valencia es exigente. Sobre todo en el caso del Getafe, que lleva ventaja sobre el resto por la influyente presencia en su dirección deportiva de Ramón Planes, recién llegado al club madrileño. Planes es una figura clave en la carrera de Abde, ya que fue quien rompió una lanza a favor del joven futbolista para que recalase en el filial del FC Barcelona.

Te puede interesar:

La otra alternativa para el extremo es la de Bryan Gil. Al extremo andaluz le gusta la posibilidad de volver a repetir cesión en el Valencia, sobre todo desde que tuvo noticia de la llegada de Gattuso al banquillo, cuyo estilo más atacante cree que se adapta mejor a sus condiciones que las que pudo exhibir con José Bordalás. No obstante, el Valencia no llegaría a cubrir el salario del futbolista y la opción parece muy remota.

En las últimas horas también ha aparecido el nombre de Nicolás Pépé, extremo del Arsenal, aunque esta operación resulta compleja por la ficha del futbolista, que llegó a Londres en agosto de 2019 procedente del Lille por una cantidad de 80 millones de euros.