Layhoon Chan ha pasado de volver con el fin de desbloquear el Nou Mestalla y acercar posturas con las autoridades valencianas a ostentar, de nuevo, el cargo de presidenta del Valencia CF cinco años más tarde.

La mano derecha de Lim ocupará el puesto que hasta la fecha ostentaba Khojama Kalimuddin en funciones, aunque entre la reestructuración de Meriton ha ido a más con el cese de Sean Bai, director general en funciones, y de Teo Swee Wei, así como la dimisión de Joey Lim.

Layhoon nunca dejó de ser la persona de máxima confianza del propietario del club, Peter Lim. Y no solo en el club de Mestalla, sino también en otras parcelas de negocios del magnate singapurés. Cham fue, poco a poco, abarcando más áreas en el día a día de la actualidad valencianista y a ganar visibilidad externa hasta que finalmente, en torno a las 20:00 horas de este 17 de agosto, el club le ha vuelto a colocar como presidenta.

La estrategia de Layhoon para regresar a Mestalla

En un momento especialmente delicado, en el que Meriton no solo trata de revertir el proyecto deportivo sino también la credibilidad de su imagen que tocó fondo bajo la presidencia de Anil Murthy, Chan intervino con sus visitas fugaces a la ciudad en casi todas las áreas del club, estando presente en cada gran decisión.

Si bien es cierto que en las reuniones mantenidas con el Ayuntamiento de València y con la Generalitat Valenciana por el nuevo estadio no habló en representación oficial del club, sino en nombre de Peter Lim, Chan asistió a las reuniones ordinarias de los distintos departamentos del Valencia y su figura adquirió cada vez mayor relevancia en términos de representatividad.

Por ejemplo, Chan ha participado este miércoles en la reunión que el Valencia mantuvo con los representantes de Hugo Guillamón para ultimar los detalles de su renovación. Y además va aumentando su visibilidad al presenciar el pasado fin de semana el partido contra el Girona desde el palco de Mestalla. También está pendiente del día a día de la ciudad deportiva de Paterna y en contacto con el entrenador, Gennaro Gattuso.

Sean Bai ya es historia

La realidad es que ya habían transcurrido dos meses y medio desde que el club anunciase el fulminante despido de Anil Murthy como presidente, como consecuencia de los Audios de SUPER, abriendo un periodo de interinidad en la que Sean Bai supervisaría «las operaciones de fútbol» para informar al Consejo y que, de manera transitoria, Khojama Kalimuddin asumía las funciones de presidente.

Te puede interesar:

En espera de nuevos nombramientos, que ya han llegado, la realidad es que Layhoon Chan vuelve para ocupar oficialmente las áreas de influencia que dominaba en su etapa como presidenta, entre 2014 y 2017. A pesar de tener que dejar su cargo en plena primera crisis deportiva de Meriton, y perjudicada en parte por la ambición personal de Murthy en alcanzar la presidencia, Chan no perdió la confianza de Lim y continuó en una posición privilegiada en su círculo de influencia.

En términos de interlocución, a pesar de ser una negociadora con fama de inflexibilidad, Chan estaba bien considerada en el Consell y goza del aprecio personal del president Ximo Puig, así como de las entidades financieras con las que conversó durante el proceso de venta.