El estadio de Mestalla, donde el Valencia ya no volverá a jugar en competición oficial en 2022, se ha convertido durante este año en un recinto propicio para los equipos visitantes, puesto que el conjunto local no ha sido capaz de ganar ni en la mitad de los partidos disputados entre la Liga y la Copa del Rey.

Tanto con el entrenador del pasado ejercicio, José Bordalás, como con el técnico actual, Gennaro Gattuso, el conjunto valenciano ha visto volar muchos puntos de su estadio desde que abriera el año ante su afición con un empate a uno contra el Sevilla en el mes de enero.

Durante este periodo, el Valencia ha disputado como local diecisiete partidos de Liga y dos de Copa del Rey con un balance de ocho victorias, cinco empate y seis derrotas, por lo que en casi el sesenta por ciento de las ocasiones el público ha salido del estadio sin poder festejar un triunfo del equipo.

Este porcentaje habría sido mayor si las cifras se ajustan al campeonato de Liga, pues de sus ocho victorias, dos las obtuvo en Copa del Rey, ante el Cádiz por 2-1 y contra el Athletic Club, por 1-0, en el encuentro que le llevó a clasificarse para la final del torneo copero de la pasada temporad.

Solo en Liga, por tanto, el número de victorias iguala al de derrotas, con seis y de sus ocho triunfos ante su público, cuatro llegaron en la pasada campaña y lo cuatro restantes en la actual, de la misma forma que las seis derrotas se reparten entre ambas temporadas a razón de tres en cada una.

Marca más goles de los que recibe

Solo el balance goleador alivia un poco esta dinámica, ya que el equipo ha marcado veintisiete tantos y ha recibido veinte.

En el aspecto negativo se encuentran las dos derrotas, una en cada campaña, sufridas ante el Barcelona y el mejor resultado ha sido el 5-1 obtenido en el tramo inicial de la Liga actual frente al Getafe.

El Valencia se despedirá de este año como visitante ante el Villarreal en la jornada inicialmente fijada para el 31 de diciembre y en su primer partido de 2023 recibirá al Cádiz una semana después.