El asunto del Nou Mestalla encara una semana clave después de la solicitud del club de reunirse con el Ayuntamiento el próximo viernes en el contexto de discusión sobre la elaboración del convenio que pase a regular la relación jurídica entre el Valencia CF y la administración en materia urbanística. Sandra Gómez, vicealcaldesa de la ciudad, volvió a hablar, en este caso en À Punt, y señaló que su percepción es que si el club ha solicitado una reunión "pública y que recibirá la atención de los medios de comunicación" es porque dirá que acepta el convenio que le presentó el consistorio.

Preguntada por si era "optimista" de cara a que todo quedase resuelto este viernes con la firma del convenio, Gómez explicó lo siguiente: "Más que optimista pienso que ya no hay más salidas. Han manifestado públicamente en varias ocasiones que quieren acabar el estadio, tienen la financiación necesaria con CVC y un dinero extra con el tema de la garantía que dieron por el problema que tuvieron del préstamo con la administración pública y por tanto tienen la financiación necesaria para acabar el nuevo estadio. También pensando en que pueden comercializar todos los terrenos de los derechos urbanísticos que están condicionados a acabar el estadio y el pabellón", señaló, haciendo alusión a que el cumplimiento del convenio garantiza al club la conservación de los derechos y obligaciones de la extinta ATE.

Acerca de las condiciones técnicas del estadio, más concretamente sobre el aforo, la vicealcaldesa señaló que han "mantenido su postura" en los 70.000 espectadores y recordó que no son condiciones que pongan ellos como nuevas. "Se pusieron en el año 2015 cuando ya estaba Meriton, ya que hay que recordar que la ATE es posterior a la llegada del máximo accionista y que si quieren tener los mismos derechos tienen que cumplir con las mismas obligaciones que ellos mismos firmaron en 2015", explicó.

Por último, cabe destacar Gómez recalcó en su intervención que el Valencia debe cumplir con "el barrio Nou Benicalap, con la ciudad y sobre todo con el club y toda su afición" y señaló que el valencianismo "quiere que se hable más de fútbol que de los problemas que tiene el máximo accionista con el Ayuntamiento o la administración pública".