Se quedó a cero Cavani un partido más, y de nuevo no jugó los 90 minutos. Empezó con movilidad y buscando situaciones en las que contactar con el esférico. Tan solo un remate de cabeza alto y un amago de chilena que abortó Jesús Navas. Su participación en la segunda mitad decayó notablemente y Baraja, en el minuto 69 de partido, y con el Valencia perdiendo de uno, decidió sustituir al ariete charrúa para dar entrada a Hugo Duro.

El delantero uruguayo mostró su tremendo descontento con la sustitución. En las imágenes, recogidas por Movistar Plus, no se aprecia a descifrar qué frustra exactamente al '7' valencianista, pero su descontente es claramente visible, y no lo esconde. En el banquillo, Cavani tiró sus vendas contra el suelo con fuerza, mientras se quejaba a sus compañeros en el banquillo. Incluso Gabriel Paulista tuvo que acompañarlo hasta el fondo de la 'banqueta' para calmarlo.

La situación es dramática y los jugadores no escapan a la frustración del valencianismo. Y más Cavani, que seguramente no se esperaba este escenario cuando fichó por el Valencia en verano.