El Valencia se juega la vida en cinco jornadas y necesita sumar argumentos suficientes como para salir de la agónica situación en la que se encuentra. En las últimas semanas los canteranos han dado un paso al frente y un jugador que ilusionó a todos, pero que se cayó durante un largo tramo de la temporada, como Samuel Lino también ha levantado el brazo para pedir responsabilidad y remar por la permanencia. Después de una preocupante sequía, el atacante brasileño suma ahora tres goles en los cuatro partidos, erigiéndose como el ‘hombre gol’ de las últimas fechas.

El ‘16’ rompió su sequía abriendo el marcador contra el Elche en el Martínez Valero y desde entonces solamente se ha quedado sin ver puerta contra el Real Valladolid. Anotó en el Nuevo Mirandilla e hizo lo propio ante el Villarreal en Mestalla. Llevaba desde la jornada número 13, cuando le anotó a la Real Sociedad, sin conseguir un tanto liguero para el Valencia CF. Desde entonces, ha sido la sombra del jugador que maravilló a principio de curso y que hizo pensar que sería capaz de hacer olvidar a Gonçalo Guedes. De la determinación y el descaro se pasó a dudar en todas las decisiones y a ser un jugador fácil de defender. Ahora poco a poco está revirtiendo su situación y apunta a hombre clave en el momento decisivo de la temporada para los de Rubén Baraja.

Su juego sigue sin ser brillante, pero está mucho más metido en las acciones. Sus últimos dos goles son de puro oportunismo, estando muy cerca de la acción y listo para penalizar el fallo del rival. Contra el Villarreal y contra el Cádiz aprovechó dos balones muertos en el área y las mandó al fondo de las mallas haciendo gala de dos buenos recursos técnicos para aclararse el camino al gol. Contra los gaditanos, por ejemplo, ganó diez de quince duelos disputados y le salieron hasta cinco regates, convirtiéndose en un importante foco de peligro. Es un futbolista cedido, pero está alucinado por el empuje que está dándole el valencianismo al equipo tanto en casa como fuera y está implicado en lograr la salvación.

Necesidad de líderes arriba

Los goles de lino han llegado en un momento de máxima necesidad, porque al grave problema de gol que han mostrado los ‘9’ en lo que va de temporada se había sumado también la lesión de un Justin Kluivert que estaba llevando el peso del equipo en ataque, siendo prácticamente el sistema ofensivo en sí mismo. Ahí el brasileño empezó a sumar y desde el cuerpo técnico esperan que en la recta final mantenga ese rendimiento, más todavía teniendo en cuenta que vuelve el neerlandés por la otra banda y que para salvarse el Valencia CF los va a necesitar a ambos al cien por cien.

Toca mejorar asistencias

Ha recuperado el pulso goleador, pero dada su demarcación es el momento de que ayude a que lo recuperen también los dos arietes. Ahora mismo Edinson Cavani lleva cinco goles en Liga y no marca desde la ida contra el Villarreal -o lo que es lo mismo, desde hace 17 jornadas ligueras- y Hugo Duro solamente uno, el que le anotó al Getafe también en la primera vuelta. Lino lleva solo una asistencia en su casillero y debe incrementar su producción en esta faceta del juego.