Jaume Doménech, portero del Valencia CF, aseguró que el equipo llega al tramo final de la lucha por la salvación ya con la experiencia necesaria para jugar partidos como los cinco que le quedan, pero dijo que necesitarán la mejor versión de toda la plantilla para sacar adelante un objetivo que, dijo, es tan importante o más que un título.

"Lo bueno es que sabemos que jugamos al límite en cada partido, que el equipo ya no es nuevo en esta situación y está preparado para partidos clave. Hay que saber que cada gol a favor o en contra suma. El equipo sabe jugar en estas situaciones y vamos a ver un equipo concienciado y responsable", auguró en una entrevista con la radio del club.

"Necesitamos el 200% de todos, no vale con el 200% de once. Cuando estás fuera de casa hay veces que no tienes otra cosa a lo que agarrarte que al ánimo y a la confianza que te transmita un compañero. Ese compromiso, ese minuto a minuto es lo que nos va a sacar. Los otros cuentos a mí no me gustan. No podemos permitirnos que ni uno no esté al 200% y yo veo a todo el mundo con ese compromiso", añadió.

Jaume, que ha regresado recientemente a las convocatorias tras ocho meses lesionado, dijo que se ve preparado para ayudar dentro y fuera del terreno de juego y con la experiencia necesaria para acompañar a sus compañeros y transmitirle lo que se juega el club. "Para mí, es la vida", resumió.

"Esto es igual o más importante que cuando estábamos para entrar en la Champions o ganar un título"

El portero recordó que tienen por delante un objetivo "muy grande" a la altura por encima de otros por los que ha luchado. "Es igual o más importante que cuando estábamos para entrar en la Champions o ganar un título, nos tenemos que dejar la vida para lograr el objetivo. Luego ya veremos si ese debe ser el objetivo del Valencia", apuntó.

El portero agradeció el trabajo y el trato de los servicios médicos del club así como el apoyo de la entidad, y explicó que esa preocupación que han tenido le hace ser aún más agradecido.

"Si mi compromiso siempre ha sido de un 100% ahora es de un 110%. La responsabilidad que ya tenía por ser veterano ahora se ha multiplicado", apuntó. "Mi camino hasta ser portero del Valencia no ha sido fácil, llevaba aprendida la lección de lo que cuesta ser jugador del Valencia pero ahora he aprendido a disfrutar cada momento porque para mí no hay nada más grande que defender la camiseta del Valencia", afirmó.

Jaume contó que cuando se hicieron cargo del equipo los exjugadores Rubén Baraja y Carlos Marchena también transmitieron a la plantilla un mensaje similar. Igualmente les han pedido que no hagan cuentas.

"Nos dijeron que no había nada más grande que haber jugado y ahora estar entrenando al Valencia y yo me siento muy identificado. Intentan que no miremos la clasificación, que no hagamos números, que nos centremos en el juego, en la táctica porque eso te va a llevar a ganar, hacer números te quita energía y te saca del juego", afirmó.

Día a día, sin cábalas

"No hacemos cábalas, no podemos perder ni un segundo de energía porque el día que menos pienses gana quien no creías y te cambia todo. La situación es difícil, es una realidad. Tenemos cinco partidos muy importantes e intentamos evadirnos, cada partido es para nosotros la final del Mundial en importancia", recalcó.

El portero reconoció que se encuentran más cómodos en Mestalla por lo que pesa en los rivales el escenario pero dijo que deben asumir que de los cinco partidos tres serán fuera y se mostró muy agradecido por el apoyo de los seguidores, doscientos de los cuales acudirán el domingo a Vigo en autobús.

Te puede interesar:

"Me quedo sin palabras. Es una afición exigente pero está totalmente mentalizada de la situación en la que estamos y están haciendo lo imposible. Nos da la vida. Elche, Cádiz… eso no tiene precio. Tenemos que matar por nosotros y por ellos. Estamos agradecidos, vamos a sufrir porque aún queda pero estoy seguro de que si seguimos juntos lo vamos a sacar", concluyó.