24 de agosto de 2019
24.08.2019
CELTA-VALENCIA CF

Celta-Valencia CF: Tregua entre la crisis

Una victoria en Vigo no tapará nada pero traerá algo de calma a los aficionados

24.08.2019 | 15:05
Celta-Valencia CF: Tregua entre la crisis

En el peor de los contextos imaginables llega el segundo partido de Liga para el Valencia CF. La guerra entre Marcelino y el propietario del club es total, pública y sobre todo, parece no tener solución. Ni los resultados van a garantizar la paz en la entidad de Mestalla. El entrenador mantiene un pulso con el propietario y al propietario parece darle igual porque ha decidido una nueva manera de manejar el club en la que Marcelino ya no decide como hasta ahora, o decide menos que antes. Ninguno dará su brazo a torcer y si se rompe la cuerda, lo hará por el lado más débil, que en esto del fútbol siempre es el entrenador.

La comunicación entre el técnico y el propietario es inexistente y hasta dice el asturiano que la plantilla tiene incertidumbre respecto al proyecto si sale Rodrigo, o mejor dicho, incertidumbre sobre quién será el recambio de Rodrigo. Los futbolistas tienen muy claro que el delantero no va a seguir pero no tienen nada claro qué tipo de recambio llegará. Está por ver quién o quiénes siembran esa duda en el seno del vestuario pero la realidad es que salvo sorpresa, Rodrigo será titular hoy ante el Celta de Vigo en Balaídos. Bienvenidos al Valencia CF, a cuya capacidad de autodestrucción gratuita no hay que ponerle límite.

Junto a Rodrigo estará Gameiro, que es el delantero más en forma que tiene Marcelino en lo que va de verano por lo que el uruguayo Maxi Gómez tendrá que empezar el partido desde el banquillo en el regreso a la que fue su casa. Marcelino pide paciencia para el gaucho, que este equipo lleva dos años con los mismos automatismos y no es tan fácil adaptarse a ello. Es eso y que a Maxi le cuesta mucho eso de correr al espacio, lo suyo es rematar todo lo que caiga por el área.

Pero la gran pregunta es quién será el recambio de Carlos Soler, que esta semana se ha lesionado de cierta gravedad y no se le espera hasta el mes de octubre. Sin duda un contratiempo serio para el Valencia CF que hace bueno aquello de a perro flaco todo son pulgas. El fútbol es tan caprichoso, que cuando peor están las cosas entre Marcelino y Peter Lim, el entrenador tiene la oportunidad hacer un gesto de cara al propietario, o seguir siendo más Marcelinista que el propio Marcelino. Sobre la crisis que ha desgarrado en dos al Valencia CF se han dicho muchas cosas pero en esencia solo ha sucedido una, las demás son todas consecuencia de ella: Peter Lim quiere que Kang in Lee esté en el equipo y que el entrenador le dé protagonismo poco a poco, y Marcelino no quiere y por eso empeñó su palabra con Denis Suárez y por eso se empeña hasta el final en fichar a Rafinha. Lim quiere apostar por futbolistas jóvenes y Marcelino no. Y lo mismo vale para Ferran.

Hoy es la prueba del algodón para muchos. Para Marcelino para ver si después de sus mensajes públicos al propietario, se empeña en no darle la oportunidad a Kang in o a Ferran, y opta por Wass en el centro del campo. Si no es así, el coreano o el de Foios -Kang in parece tener más opciones que ninguno de ser titular- tienen que dar la cara en Balaídos. El fútbol tiene estas cosas, sin comerlo ni beberlo están en el epicentro de la tormenta y aunque tienen mucho futuro por delante, no van a tener más remedio que demostrar si valen hoy mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook