11 de noviembre de 2020
11.11.2020
Superdeporte
PRIMERA IBERDROLA

El Betis-Valencia Femenino huele a pólvora: cuando el gol es democracia

Liberado tras la 'manita' al Santa Teresa, el equipo tiene otro pulso directo ante un Betis con dinamita

11.11.2020 | 13:23
El Betis-Valencia Femenino huele a pólvora: cuando el gol es democracia

Betis, Rayo y Sevilla darán una medida más precisa de hasta dónde puede llegar el Valencia. La goleada ante el Santa Teresa (5-0) ha servido para que las buenas sensaciones tomasen forma de victoria, de carga de confianza. Esto era fundamental para no dejar lugar a las dudas. El partido ante el Real Beti es dinamita: las verdiblancas han armado una plantilla para mirar a la parte alta, con jugonas como Rosa Márquez y Ángela Sosa o fichajes cargados de pólvora como Oriana Altuve y Mari Paz. La killer gallega y el Valencia Femenino se reencuentran en un choque con una carga emocional tremenda.

Bargues era consciente de lo que suponía prescindir de Mari Paz –en una temporada difícil enganchó nueve goles– pero tenía claro el camino. También lo tenía el club. Tras más de un lustro con una única referencia goleadora, el propósito era compartir los focos, liquidar el monopolio para crecer en pegada –uno de los handicaps del Valencia 19/20– desde la competencia y la responsabilidad compartida. La idea era crear una nueva goleadora o –mejor– una nueva línea de goleadoras. Así lo explicaba Bargues a finales de agosto, en una entrevista en SUPER: «Hemos fichado futbolistas para la posición de nueve, como Ellen Jansen o Carla Bautista, pero queremos ser más solidarios con el gol, que haya dos o tres futbolistas que metan goles, no una. Porque luego esa una tiene demasiada presión y porque cuando no la tienes, por lo que sea, te falta algo». Tres meses después, la democracia del gol está tomando forma.

En el 5-0 ante el Santa Teresa se registraron cuatro nombres distintos en el marcador: Cubedo, Marta Carro, Salmi y Candela, ninguna delantera; central, mediocentro, interior y mediapunta. La nueve fue Ellen Jansen, que no marcó, pero se marcó un partidazo. La neerlandesa firmó dos asistencias y forzó un penalti, que Flor no acertó a transformar. En seis jornadas ha participado en cuatro de los 12 goles del equipo. En este apartado está por encima de Cubedo (la central lleva dos goles y un pase de gol) y sólo por dentrás de Carla Bautista –tres goles y dos asistencias– que se perderá los próximos partidos por lesión. Su baja es importante, pero duele un poco menos a razón de la suma del resto. Ese era el objetivo del cuerpo técnico y de los responsables de la sección. Todo resulta complementario. Con Carla está la juventud (generación 2000), la movilidad, la profundidad, la chispa. Mientras, Jansen actúa como referencia moderna, fija y activa la llegada de la segunda línea. Ellen (28 años) va a más, en fondo y forma. Se está soltando. La sombra de Mari Paz (que todavía no ha marcado con el Betis en tres partidos y hace una semana volvió de lesión) se difumina entre siete goleadoras distintas. El equipo ha registrado siete asistentes para un total de 10 futbolistas implicadas en el gol... más otras tantas que no se reflejan, como Asun o Júlia. Anna Torrodà lo ha subrayado en un par de ocasiones: el ataque crece desde la defensa y la defensa empieza en las atacantes. El fútbol, un todo.

Noelia: "Al míster seguro que le cuesta hacer el once, estamos todas a buen nivel"

 Enith volvió a la titularidad ante el Santa Teresa después de dos partidos en los que Noelia Gil había estado bajo palos. La idea inicial de Bargues era no rotar en portería, pero en rueda de prensa confirmó la variante: jugará una u otra dependiendo del tipo de adversario, mientras las dos estén a un nivel similar. La portería también entra dentro del plan de partido. El míster ha conseguido tener a todas enchufadas, una cuestión fundamental siempre y más todavía en esta fase de la temporada en la que las jornadas vuelan cada tres días. Las necesita a todas y todas están respondiendo: Esther, Paula Guerrero, María Jiménez (que debutó ante el Santa Teresa), Júlia, Salmi... «A José –Bargues– le tiene que costar hacer el once porque creo que estamos todas concentradas en lo que hay que hacer, creo que entrenamos bien durante la semana, estamos a un buen nivel y cualquiera que salga lo va a hacer genial», reforzó Noelia en VCF Media.

La plantilla está confirmando ese extra en profundidad y versatilidad. Hay una base y piezas que suman desde la alternancia. Noelia (26 años), que llegó en verano desde el Málaga para complementar a Enith, está contenta, todo es fácil en el club y defiende la misión: «Remamos en la misma dirección, la idea de todas es mejorar, pulir errores». Ante el Betis espera «un partido intenso», pero considera que el duelo llega en un buen momento, tras la goleada al Santa Teresa y lo tiene claro: «El equipo no tiene techo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook