05 de enero de 2021
05.01.2021
Superdeporte

El vértigo persigue a Racic

La evolución del serbio no fue suficientemente buena para competir al máximo nivel. Ya son tres partidos, Sevilla, Granada y Cádiz, los que se ha perdido

05.01.2021 | 18:45
El vértigo persigue a Racic

Uros Racic se quedó fuera anoche del Valencia-Cádiz, tercer partido consecutivo que el mediocentro serbio se pierde como consecuencia del cuadro de vértigo que sufre tras el empate cosechado en el Camp Nou. Tres días más tarde, el exjugador del Estrella Roja no pudo actuar frente al Sevilla. Ocho días después, para el encuentro en el Nuevo Los Cármenes frente al Granada, se esperaba su regreso. Durante la semana se incorporó al trabajo con el grupo, pero en un par de entrenamientos debió retirarse sin terminar la sesión por culpa de los mareos. No llegó a tiempo. Tampoco al duelo de este lunes contra el Cádiz tras una dinámica de trabajo muy similar en la previa del partido. «Uros Racic aún no está bien del todo. Hace partes del entrenamiento, unos los termina mejor, otros peor. Sigue con ese estado, vamos a ver cómo evoluciona», decía el domingo Javi Gracia en la sala de prensa.

Preocupación

La evolución de la que hablaba el entrenador no fue lo suficientemente buena como para poder jugar un partido de élite y máxima exigencia. La situación de Racic trae de cabeza a los doctores del club tras medio mes arrastrando un cuadro de vértigo que en los primeros días, aparte de los mareos e inestabilidad, provocó náuseas y vómitos.

Al mediodía, el serbio de 22 años no estaba entre los 22 jugadores del equipo que se concentraron en el hotel en las horas previas del partido ante el Cádiz, según informó 'Onda Cero'. Poco después, Uros escribió un mensaje de ánimo a los compañeros en su perfil de 'Instagram'. Sobre una fotografía suya con la equipación naranja, además de los datos identificativos del partido de la décimo séptima jornada, puso en letras mayúsculas: SUERTE EQUIPO. Un corazón y unas manos en plan de súplica pidiendo la victoria contra los gaditanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook