28 de febrero de 2021
28.02.2021
Superdeporte
LA PIZARRA

Atemorizados por un Getafe con licencia para todo

El Valencia CF cayó goleado por su propios errores, aun así el árbitro allanó el camino a los de Bordalás al no castigar su exceso de agresividad

28.02.2021 | 20:00
Dura entrada de Cabaco a Daniel Wass, a ojos del asistente de Figueroa Vázquez

El Valencia CF no perdió por árbitro. Perdió, sencillamente, porque el Getafe se lo zampó. Aunque, eso sí, el sevillano Jorge Figueroa Vázquez ayudó a los de José Bordalás a borrar del mapa a un equipo, el de Javi Gracia, endeble en cuerpo y alma. Ausente. Una vez más, los datos reflejan la pobreza de lo hecho por los blanquinegros durante los 90 minutos del fin de semana. Ni una sola vez tuvo que intervenir en esta jornada 25 David Soria, portero getafense por quien el Valencia pidió precio el pasado verano. Habría ganado igual el Getafe sin nadie guardando sus redes. No hubo ni un solo disparo entre los tres palos por parte de los de Gracia. Así de triste.

Tan triste como la nula capacidad creativa del equipo volvió a ser una defensa a la que regresaba Mouctar Diakhaby tras un mes lesionado. El central francés parecía ser lo único rescatable hasta que a los 51 minutos se durmió en los laureles, cerca del medio campo, cuando debía enviar atrás un pase envenenado de Racic mientras Maksimovic corría presionando como poseído. Con la intensidad que se requiere cuando la vida deportiva está en juego. Entonces, Figueroa Vázquez no dudó en expulsar con roja directa a 'Diakha' al entender que el serbio del 'Geta' enfilaba sin oposición la portería de Cillessen en una ocasión manifiesta de gol.

En el primer tiempo el colegiado no interpretó lo mismo en una acción similar de Cabaco sobre Kang In Lee. Según las explicaciones que el árbitro dio a los futbolistas, el defensa uruguayo fue sancionado con amarilla porque había considerado que la falta no se produjo en la zona de influencia directa hacia el gol. Más allá de esta polémica, Figueroa Vázquez se mostró excesivamente permisivo con la agresividad del conjunto de Bordalás. Previamente, le había perdonado una primera amarilla a Cabaco por una violenta entrada a Daniel Wass. E, incluso, Enes Ünal y Nyom coquetearon con la expulsión a causa de un manotazo del turco y una patada a la altura de la rodilla del galo a Gayà en ambos casos. El capitán del València terminó viendo la cartulina sin dar crédito al perdón del árbitro a Nyom.


Los azulones cosieron a faltas a un Valencia que se amedrentó. Se vino abajo. Apenas salió de su campo -como reflejan los datos de las posiciones medias- y terminó cometiendo errores evitables como el vacío desde el que disparó Arambarri en la medular o el error de cálculo de Paulista ante Jaime Mata. Otra vez más, el rival explotó los agujeros en el carril diestro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook