29 de abril de 2021
29.04.2021
Superdeporte

El plan fallido del Valencia con Kang In Lee

El club no llega a disfrutar de sus expectativas deportivas ni a ejecutar el plan comercial de entrada en el mercado asiático

29.04.2021 | 12:19
El plan fallido del Valencia con Kang In Lee

Kang In Lee, el chico de oro del Valencia, está destinado a marcharse del club al precio de pocas piezas de bronce. El plan en torno a la promesa surcoreana (Incheon, 2001) trazado por Meriton se ha revelado fallido. Ni se aprovechará el potencial deportivo que reunía el nombrado mejor futbolista del último Mundial sub-20, ni el club explotará la calculada hoja de ruta comercial de un jugador llamado a abrir las puertas del mercado asiático. El mediapunta acaba contrato en junio de 2022 y con las conversaciones completamente bloqueadas ante la falta de continuidad en el primer equipo -contra el Alavés ni siquiera salió a calentar en la banda-, el traspaso es una obligación. [Ojo a los datos del Valencia con y sin Kang In sobre el césped]

Sin embargo, a menos de ocho meses de ser agente libre, la fortaleza negociadora del club de Mestalla será baja, con la necesidad añadida de tener que vender para paliar las pérdidas de otra temporada lejos de los objetivos, además de las crecientes obligaciones de pago.

La expectativa y los focos siempre han acompañado a Kang In desde que ganara de niño un reality show futbolístico y grabase un anuncio publicitario con Park Ji-Sung, la gran estrella coreana deprincipios de siglo. Antes incluso de debutar con la selección absoluta, Kang In Lee ya era el tercer futbolista surcoreano con más impacto en redes sociales solo por detrás de Heung-Min Son, héroe nacional y estandarte del Tottenham,y otro «wonderkid» como Seung-Woo Lee, criado en la Masia del FC Barcelona y con una proyección en retroceso, ahora en el Portimonense.

Desde los 10 años en el Valencia, la cautela con la que el club y su entorno (familia y agentes) han protegido su paciente proceso de formación no ha menguado su repercusión en Corea, país con un profundo culto al ídolo, tanto en los deportes como en otras disciplinas, como los grupos musicales que arrastran a millones de adolescentes. Todo un reclamo potencial para patrocinadores. La «Kang In Mania» la ha experimentado el propio Valencia, con las compras «on-line» de camisetas y las peticiones constantes de entrevistas que los medios coreanos han solicitado tanto al club como a la oficina de LaLiga en Seúl. Un extremo que el club no ha querido explotar por cuidar su formación. Las entrevistas han sido contadas, más allá de los flash post-partido. Antes del estallido de la pandemia de Covid-19, la presencia de agencias y medios coreanos acreditados en Mestalla era también notable.

Desde que deslumbrara en los 23 minutos de su debut el 24 de julio de 2018, en un amistoso veraniego sin goles frente al Lausanne, Meriton Holdings parecía tener muy claro su proyecto con la perla de la Academia. Se le veía como la llave para entrar en un mercado asiático y multiplicar los ingresos comerciales de la entidad, que apenas ocupan un 10% del presupuesto. Al propio Peter Lim le sorprendía la ausencia de camisetas del club en Singapur y el presidente Anil Murthy trasladaba en privado su esperanza con Kang In Lee al entender que en Asia los seguidores no son aficionados de equipos de fútbol, sino que idolatran a jugadores. Y Kang In Lee lo reunía todo.

Cinco partidos enteros de 59

¿Y qué ha fallado? La ausencia de continuidad. Con Marcelino, técnico conservador que también racionó los minutos de Ferran Torres, Kang In estaba en edad juvenil y contaba con la competencia feroz de un bloque hecho y que acabaría siendo campeón de Copa. Pero, tres años después y con una mayor maduración física y mental, el desplome deportivo y la salida de toda la columna vertebral no ha significado que Kang In Lee se haya consolidado en el «once» pese a notar el equipo sus gotas de calidad, en forma de asistencias. Futbolista con una enorme ambición personal y poca tolerancia a la frustración (dos rojas directas en partidos llamativos en los que no lograba ser protagonista, ante Atlético y Madrid), ha priorizado en su decisión de no renovar la falta de confianza que ha notado en Javi Gracia, más que una motivación económica. De 59 partidos oficiales, ha jugado los 90 minutos solo en cinco encuentros, tres de ellos en esta temporada con Gracia, el técnico que más oportunidades le ha dado.

Sin Kang In Lee, la posibilidad de explotar a un futbolista de «audiencia global» pasa por Yunus Musah. Es la siguiente apuesta. Por potencial deportivo y por el predicamento que despierta en varios continentes con solo 18 años. Estados Unidos, la selección que ha escogido y con un gran mercado, además de Ghana, su país de origen, así como Italia y Gran Bretaña, en los que pasó la infancia y adolescencia hasta completar su formación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook