Duro golpe para empezar. Las vigentes campeonas de Europa perdieron este jueves en su debut en el Eurobasket (53-51) ante Bielorrusia en un partido en el que les costó anotar y que se decidió con una canasta sobre la bocina de Bentley, una pesadilla para las anfitrionas.

Lucas Mondelo apostó de inicio por Cristina Ouviña, Laia Palau, Leo Rodríguez, Ndour y Laura Gil. Los nervios aparecían en los primeros minutos pero la defensa permitía a las ayer visitantes (a pesar de jugar en La Fonteta) mantenerse siempre en el partido.

Hasper abrió el marcador y aunque Ndour puso por delante a España, las vigentes campeonas de Europa cedían terreno ante el mayor acierto de las de Nataliya Trafimava. Mondelo ya había avisado que eran un equipo «grande, incómodo y peligroso» y lo demostraron en un primer cuarto en el que acabaron 14-9 con una defensa que maniató a las españolas (con 12% en tiros de campo).

La entrada de Carrera por Ndour permitió dar descanso a la MVP de 2019 y mantener la intensidad en la pintura, con la taronja anotando también sus primeros puntos. En la reanudación, de nuevo la pívot gallega anotó para recortar diferencias y un providencial triple de Laura Quevedo llevó a las anfitrionas a volver a ponerse por delante en el marcador (14-15). Pero el continuo intercambio de canastas no permitía abrir brecha , con Ndour tirando del carro con cinco puntos consecutivos hasta el 21-22.

La interior española, además, sumaba ya cinco rebotes y empezaba a convertirse en una pesadilla para las bielorrusas, entre las que solo Papova y Bentley veían aro con facilidad pese al nulo acierto de las locales desde más allá de la línea de 6,75.

Al igual que al inicio del partido, Hasper abrió el marcador tras el descanso antes de que Ndour anotara otro triple y encadenara cinco puntos consecutivos. Una inercia a la que se sumó Leo Rodríguez para dar a España su máxima ventaja del partido con un +4 (25-29).

Pero cuando el panorama parecía aclararse para las españolas, un parcial de 8-1 obligó a Mondelo a pedir tiempo muerto con 33-30 en el marcador. España echaba de menos los puntos de Alba Torrens (ausente junto a Tamara Abalde por su positivo en Covid), pero Quevedo rompió la inercia con un 2+1 que permitió empatar.

Laura Gil (ya sin máscara protectora) empataba el partido y Silvia Domínguez, con un 2+1, ponía por delante a las anfitrionas tras varios fallos en el tiro. Pero Ziuskova primero y Papova y Bentley después, rompieron el partido obligando a Mondelo a parar el partido de nuevo con 44-38 a falta de menos de 6 minutos.

Ndour salía al rescate y las taronja Laura Gil y Cristina Ouviña (con un triple) reducían la diferencia a -1 (46-45). La base taronja se echó el equipo a la espalda al final y empató con dos tiros libres (51-51), pero con ocho segundos por delante, Bielorrusia tuvo tiempo para sentenciar con una canasta casi sobre la bocina de Bentley. Ahora toca ganar este viernes a Suecia en un partido que se jugará también a las 21:00 y en el que las anfitrionas están obligadas a no fallar ante su afición.