05 de marzo de 2021
05.03.2021
Superdeporte

Un grupo del colectivo feminista se cuela en la delegación del Gobierno de Valencia

Una treintena de mujeres se han saltado las medidas de seguridad para que sean atendidas sus reivindicaciones

05.03.2021 | 13:30
Un grupo del colectivo feminista se cuela en la delegación del Gobierno de Valencia

Que se nos escuche sea como sea. Eso debieron pensar las 30 mujeres pertenecientes al 'colectivo feminista' a la hora de idear un pacífico 'asalto' a la delegación del Gobierno en Valencia. Una vez allí exigieron reunirse con Gloria Calero, delegada del Ejecutivo nacional. ¿El motivo? Que sus reivindicaciones sean atendidas.

Son decenas las manifestaciones convocadas en la Comunitat con motivo del 8M y por el momento han sido permitidas, no así en Madrid, donde se consideró arriesgado que cerca de 60.000 personas salieran a la calle en diferentes marchas por toda la ciudad. La polémica está servida en la Comunitat, donde hasta esta semana no se pudieron montar las terrazas, sigue prohibido el interior de los establecimientos y ya se anuncian restricciones de movilidad en Semana Santa.

Este viernes consigue con Superdeporte el suplemento del 'Día Internacional de la Mujer'

Según informa Levante-emv, la Assemblea Feminista de València lanzó una convocatoria para "ocupar la Delegación del Gobierno". Entre sus peticiones se encuentra la derogación de la Ley Mordaza en su totalidad, archivar todos los procedimientos sancionadores administrativos en curso relativos al movimiento feminista y que se han llevado a término desde la primera huelga feminista de 2018 y reconocimiento de las cargas y abusos policiales en las movilizaciones por la libertad de expresión de las últimas semanas en Valencia ciudad.

Pues bien, esta misma mañana a las 11h, la delegada del Gobierno tenía prevista en la agenda una reunión telemática con un grupo de 20 mujeres como muestra del papel esencial de las féminas en la pandemia. Sin embargo, media hora antes, un grupo de alrededor de 30 mujeres han acudido a la Delegación con la intención de "ocupar" el edificio. Repartidas en dos grupos, se han saltado el control de acceso y seguridad y se han instalado en el patio interior del inmueble de forma ilegal.

La delegada del Gobierno ha decidido seguir con el acto previsto y ha pedido a las mujeres, ataviadas con ropa violeta, que desalojaran el edificio, eligieran a tres o cuatro representantes para más tarde reunirse con ella y tratar los temas pertinentes. Una hora después, el grupo seguía insistiendo en permanecer allí al completo, llamando a más personas a seguir la convocatoria. Cada vez más gente, aunque con cuentagotas, acudía a la puerta.

El comunicado se dirige en términos muy duros contra Calero y el PSOE y definen su particular y extremo punto de vista sobre el feminismo: "El feminismo no es una etiqueta, es la lucha radical para dar la vuelta a este sistema patriarcal, capitalista y racista", señalan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook