El SD Amorebieta, como el Athletic Club, es un jugador particular. O era. La idea inicial del club presidido por Jon Larrea era la de contar en su plantilla sólo con jugadores vascos, navarros o de la zona, así como formados en dichos territorios.

"En principio no vamos a fichar a ningún jugador que no sea vasco. La idea es seguir con nuestra idea conscientes de las dificultades que hay. ¿Nos cerramos a fichar jugadores de fuera? No nos podemos cerrar, pero nuestra filosofía y nuestras señas de identidad han sido competir con gente de aquí". Esta frase la dijo Asier Goiria, director deportivo, hace un año. Y ya ha caducado tras no darle como para lograr la permanencia en Segunda. Ahora, en Primera RFEF, ha decidido incorporar a un valenciano, un andaluz, un riojano y un venezolano.

Antonio Jesús, del Villarreal B; Toni Herrero, del Atlético Levante; Víctor López, del Algeciras; o el venezolano Jorge Luis Yriarte, del Eibar, han llegado para reforzar una plantilla necesitaba.