El RCD Mallorca parece que tiene una patata caliente para este final del mercado de invierno. Kang In Lee está molesto y tampoco le ha gustado que el conjunto balear se haya cerrado en banda a dejarlo salir en enero. El surcoreano no entiende que el club no escuche ofertas de otros equipos y se remita a su cláusula de rescisión, que según MARCA es de 17 millones de euros.

En ese sentido, ni la dirección deportiva ni Javier Aguirre cuentan con una hipotética salida de Kang In. El internacional surcoreano es una pieza clave en el esquema del técnico mexicano como bien prueban los veinte partidos y los más de 1500 minutos que ha disputado en lo que va de curso.

Asimismo los usuarios y aficionados del Mallorca han detectado que Kang In ha dejado de seguir en Instagram al club, además de eliminar que pertenece al conjunto bermellón en su bio de dicha red social.