23 de mayo de 2020
23.05.2020
Superdeporte
VILLARREAL CF

Ojo a Sergio Lozano en el esprint final de temporada

El canterano, que ya ha debutado con el primer equipo, es uno de los 'refuerzos' del filial que Calleja ha requerido y que está llamando con fuerza a la puerta para dar oxígeno

23.05.2020 | 17:59
Villarreal CF

Se llama Sergio Lozano, tiene 21 añitos, es natural de Benimuslem, juega de centrocampista y es uno de los futbolistas que Javi Calleja ha elegido del filial para reforzar al equipo de cara a las once jornadas de LaLiga en esprint que restan para concluir el campeonato. Ojo porque el técnico le conoce a la perfección (no en vano le tuvo en cadetes, en juveniles e incluso en el filial) y se perfila como una más que posible 'arma útil' de cara al exigente tramo final de temporada visto su nivel actual en los primeros entrenamientos en grupos de diez jugadores.

Nadie en la entidad amarilla oculta que el objetivo es intentar meterse en Europa en las jornadas que restan y para ello, al margen de talento, va a hacer falta frescura teniendo en cuenta que se van a jugar dos partidos por semana. Esa circusntancia, unida al hecho de que Bruno Soriano es una incógnita y futbolistas como el propio Cazorla a priori no estarán en condiciones de soportar esta inusual y exigente recta final -cabe recordar que los futbolistas vienen de su periodo de inactividad más largo desde que son profesionales y van a disponer de la pretemporada más corta de cuantas hayan realizado en sus carreras-, abre las puertas a la participación de jugadores 'extra', perfil en el que encaja a la perfección Lozano.

Es cierto que está Morlanes, está Trigueros, está Moi e incluso Anguissa, pero el enésimo producto surgido de la prolífica factoría de Miralcamp (aunque fue fichado de las inferiores del Levante en su día) ofrece alternativas diferentes a lo que ofrecen todos ellos y además esta temporada en el filial (que finalmente no retomará la competición tras el fallo del TAD que le 'excluye' del 'play-off express') ha demostrado que además de su carácter posicional tiene capacidad para llegar a área contraria si es necesario, algo que refrendan los seis goles que lleva anotados en el grupo III de Segunda B.

Ya debutó siendo un crío en 2017 en competición europea con el primer equipo y esta temporada, al margen de ser requerido en un stage de pretemporada, también participó en Copa del Rey ante el Comillas. Ese es un signo evidente de la confianza que se tiene en su proyección y a Calleja no le temblará el pulso a la hora de echar mano de él -como hizo por ejemplo con Fer Niño cuando no tuvo efectivos en ataque- cuando se retome la competición si lo estima necesario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.