El Real Betis fue el más listo de la clase en 2019 cuando logró el fichaje de Nabil Fekir. El mediapunta francés había sido dos años atrás uno de los mejores jugadores de la liga francesa, de hecho su nombre estuvo en la agenda de equipos de la talla del Liverpool. Una grave lesión de rodilla, no obstante, le frenó en seco. El club de Heliópolis confió en una recuperación exitosa y en poder reflotar este talento, por lo que pactó con el Lyon un traspaso cercano a los 20 millones.

Desde entonces su rendimiento ha sido altísimo, tanto a nivel individual como de impacto colectivo. El futbolista francés ha ayudado a los béticos a dar un paso adelante como club y como proyecto, siendo clave en la consecución de un título y en instalarse en competición europea.

Ahora desde la entidad sevillana quieren repetir la operación con otro futbolista el Olympique. Se trata de otro centrocampista de talento, con capacidad para generar ocasiones y ver pases dónde nadie los ve. Es Houssem Aouar, también francoargelino, que se ha colado en el radar del Betis para la próxima temporada y que está listo para dar el salto a la liga española o la Premier, a pesar de que su rendimiento esta temporada no haya sido el más elevado de su carrera.

En condiciones normales, el Betis no podría acceder a este fichaje por su elevada cotización en el mercado, pero el hecho de que finalice contrato en 2023 le convierten en una posibilidad para el conjunto de Manuel Pellegrini, que ha reflotado a nivel de ingresos con sus participaciones europeas. Se espera que el Lyon pida más de 15 millones y el Betis está muy atento por si puede reeditar una jugada maestra.