El fichaje de Isco Alarcón por el Sevilla FC fue uno de los más sonados de este verano. Tras finalizar su etapa con el Real Madrid, en donde había estado militando desde el año 2013, el centrocampista ofensivo decidió regresar a tierras andaluzas para seguir demostrando su potencial. En el día de ayer, realizó una de sus primeras entrevistas como jugador sevillista para el medio Muchodeporte, entrando a valorar su situación actual e incluso no descartando un posible regreso a la Selección Española.

A sus 30 años, Isco ha fichado únicamente por dos campañas en el Sánchez Pizjuán. Según el futbolista malacitano, estas condiciones se trataron de un "mutuo acuerdo" y que para ambas partes significaba "lo más adecuado". Aunque al polivalente jugador de segunda línea todavía le está costando encajar en los esquemas de Julen Lopetegui, sumado a un mal arranque de todo el conjunto, no se veía como un "líder", pero sí como alguien que puede ayudar mucho a la disciplina. "Está claro que quiero ser importante, que quiero ayudar a todos, que quiero ganar el máximo de puntos posibles", aludió.

Respecto a la dinámica complicada de resultados que afectan al Sevilla FC, Isco trató de encontrar una justificación. "Forma parte del fútbol. Ha habido muchos cambios, jugadores que han llegado tarde, sin pretemporada", trataba de extraer en claro de todo este asunto. Aún así, se mostraba optimista de cara al futuro a corto plazo para poder revertir la situación en la tabla clasificatoria, aportando que "quedan 32 partidos de Liga" y que "en los últimos partidos hemos notado una clara mejoría".

Isco piensa en clave internacional

Tras la meritoria clasificación de España para la fase final de la UEFA Nations League, después de un partido sufrido en que se logró derrotar a Portugal durante los últimos minutos con un gol de Álvaro Morata, el propio Isco daba mérito a lo conseguido por la selección. "La clasificación a la final four me parece fantástica. Me alegro mucho", resaltó.

Además, fue preguntado directamente por un posible regreso a las convocatorias y con el Mundial 2022 a la vuelta de la esquina, algo que no rehusó a responder. "Hay un equipo magnífico. Ojalá pueda estar, pero tampoco me obsesiono. Quiero hacer bien mi trabajo". Por la cabeza de Isco pasa ahora "demostrarme a mí mismo y mi familia que estoy preparado" y sintiéndose con "con muchas ganas" para poder ayudar a su actual club.