El 'culebrón' Antoine Griezmann parece haberse acabado. Según ha informado el diario Sport, el Atlético de Madrid y el FC Barcelona han llegado a un acuerdo para el traspaso del jugador francés al equipo rojiblanco por 20 millones más dos en variables, que firmaría hasta 2026. De esta forma, el 'Cholo' Simeone podrá alinear al jugador de inicio cuando desee sin restricción de minutos.

Con esta entente, el conjunto del Manzanares se evitaría pagar los 40 millones de euros por el galo a final de temporada si esta temporada sobrepasase el 50% de minutos en los partidos en los que esté disponible. El jugador habría tenido mucho que ver en la negociación ya que su voluntad de quedarse en el club madrileño habría sido clave y habría acordado volver a bajarse el salario.

Todos ganan

Por su parte, el FC Barcelona daría carpetazo a la salida de Griezmann, jugador con el que no contaban para la temporada que viene y que, con su salario, habría echado a perder toda la maniobra económica que el club ha hecho para cuadrar la masa salarial este verano.

A pesar de que recibirían 20 'kilos' menos, en el club estarían satisfechos con la operación ya que se evitarían una de las fichas más altas de la plantilla además de recibir una compensación económica por 'El Principito'.

El 'Cholo' lo consigue

Simeone, mirando al cielo EFE

Uno de los grandes valedores de la continuidad del '8' rojiblanco en el Civitas Metropolitano ha sido el 'Cholo' Simeone. El entrenador argentino ha apostado desde el inicio por el delantero y en los últimos partidos lo ha alineado de titular, sin miedo a que no fuera lo más beneficioso para el club, económicamente hablando.

A pesar de que durante los primeros partidos el galo salía siempre a partir del minuto 63, el atacante siempre ha sido muy del gusto del técnico rojiblanco siendo un jugador indispensable en su esquema en el que espera volver a obtener la mejor versión del campeón del mundo en 2018.

Griezmann y el Mundial

Antoine Griezmann cierra el mercado de fichajes. EFE

El jugador sería uno de los grandes beneficiados de la operación ya que no vería restringidos su minutos por cuestiones extradeportivas y podría llegar en plena forma para disputar el Mundial con su selección. De hecho, que el francés viera limitado su tiempo en el verde era uno de los aspectos que molestaba al seleccionador francés.