El argentino Paulo Dybala, jugador de la Roma, podría ser sancionado con un mes de inhabilitación deportiva por un acuerdo privado entre el futbolista y el Juventus de más de tres millones de euros, que la Fiscalía investiga en el marco la conocida como 'Investigación Prisma', relacionada con las maniobras salariales del club en el ejercicio de 2020.

La Guardia de Finanzas interrogó este martes durante una hora y media al argentino sobre su etapa final en el Juventus, concretamente sobre los 3 millones de euros que los investigadores querían confirmar si la 'Juve' le había pagado y, en caso de haberlo hecho, bajo qué concepto, informó hoy la 'Repubblica'.

El artículo 31 del Código de Justicia Deportiva prohíbe a los clubes pactar o pagar indemnizaciones que infrinjan las normas federativas, pero también prohíbe a los jugadores pactar su cobro, que en caso de recibir acarrearían una inhabilitación no inferior a un mes, puntualiza el medio.

Todo la investigación parte del ejercicio económico de 2020, cuando por la situación socioeconómica generada por la pandemia de COVID-19 la 'Juve' acordó aplazar pagos a determinados jugadores que no fueron incluidos en el ejercicio fiscal de ese año.

Renuncia a sueldo para cuadrar cuentas

La entidad blanquinegra llegó a un acuerdo -marzo de 2020- con los jugadores por el que renunciaban a cuatro meses de su sueldo, por lo que el presupuesto del club no se vio tan dañado en plena pandemia.

Sin embargo, meses después, la Fiscalía empezó a investigar este acuerdo, ya que no se trató de una renuncia del salario, como en un principio informó el club italiano, sino de un aplazamiento del pago de tres de los cuatro meses mediante un acuerdo privado, algo ilegal, que supuso un ahorro en el presupuesto del Juventus.

Según el rotativo, el motivo de la declaración de Dybala surge de una solicitud de indemnización -realizada por el abogado del jugador a la 'Juve'- una vez terminadas las negociaciones para una renovación que no llegó con la 'Vecchia Signora' y que acabó con su llegada a la Roma, su actual equipo.

Una propuesta de indemnización por responsabilidad precontractual de más de 3 millones que la Juventus ha incluido en el nuevo presupuesto como provisión para riesgos, según el periódico italiano.

La cifra se asemeja con el salario correspondiente a cuatro meses del jugador durante 2020 y que habrían acordado diferir en la temporada 2021 mediante un acuerdo privado, en un caso idéntico a la también conocida como 'Carta secreta' del portugués Cristiano Ronaldo, un documento que la 'Juve' ocultó en su día y que puso de manifiesto el acuerdo del club turinés con la estrella lusa.

La declaración de Dybala sirve a los investigadores para saber si hay más acuerdos realizados de manera privada y sin consentimiento de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).

El Juventus se enfrentará a la audiencia preliminar en el marco de la operación 'Prisma' que investiga las maniobras salariales y el 'caso plusvalías' -motivo de 15 puntos de sanción en Serie A- el próximo 27 de marzo.