Lucía Gómez, jugadora del Levante que el pasado fin de semana en el Derbi ante el Valencia CF (penúltimo partido de la temporada) sufrió una lesión de ligamentos en su rodilla derecha, pasara por el quirófano la próxima semana.

Se estima un periodo de recuperación que oscilará entre cinco y seis meses (aunque dependerá de su evolución) por lo que no podrá empezar la próxima campaña, si bien con el año 2022 está previsto que pueda competir ya con normalidad.