El Levante ha rechazado una oferta del Niza de ocho millones de euros por Jorge De Frutos. Tras convertirse la pasada campaña en uno de los futbolistas más desequilibrantes -si no el más- del conjunto granota en la que era su primera campaña en la elite tras ser fichado el pasado verano, el canterano madridista ha despertado el interés de numerosos equipos, entre ellos el del propio Real Madrid.

Entre esos equipos está el mencionado Niza, que según desveló el ‘Diario As’ ha hecho una oferta de ocho millones por el futbolista que la entidad granota ha rechazado. Es un aviso para navegantes porque aunque el Levante necesita ingresar 16,5 millones, el Levante no va a regalar nada. Ya dijo Quico Catalán en su comparecencia de balance de la temporada que los activos del club siguen valiendo lo mismo, pero la diferencia es que se ofrece menos por ellos.

En la circunstancia también influye el hecho de que el club a día de hoy tenga el 50% de los derechos federativos del jugador, ya que el otro 50% es del Real Madrid, que si quiere ficharle debe abonar ahora la mitad de su cláusula (lo que significa 15 millones, puesto que la cláusula es de 30), si bien esa cantidad sería negociable.

Más de 16 millones

La hoja de ruta del Levante en el mercado inevitablemente pasa por compensar el desfase en el ‘fair play’ de 16 millones y pico de euros. Vendiendo esa cantidad se cuadrarían números y para poder fichar habría que ingresar más. Con eso claro, la atención está en nombres propios como son los del mencionado De Frutos, Bardhi, Vezo, Aitor o Campaña. En ese sentido el presidente granota Quico Catalán ya habló reciente y directamente con su homólogo en el Real Madrid, Florentino Pérez, sobre el extremo derecho formado en las categorías inferiores del conjunto merengue.

Las relaciones entre ambos dirigentes -y por extensión clubes- son excelentes y la muestra más evidente fue la operación Keylor Navas, a la que se asemejaría en gran medida el boceto inicial de esta de esta puesto que se trata de otra operación ventajosa para ambas partes. Florentino ya sabía que el Levante estaba pendiente de esa operación, si bien la renovación de Lucas Vázquez, que juega en la misma posición que De Frutos, ha hecho que en una situación también delicada en el aspecto económico del conjunto merengue -cabe recordar que a la coyuntura derivada del covid-19 hay que añadir los gastos del proyecto del estadio de la entidad blanca, que han afectado de forma notable a sus cuentas- el conjunto blanco esté reconsiderando una opción que meses atrás tenía prácticamente tomada.

Es cierto que hay necesidad, pero tras ser fichado para cinco temporadas y con 30 millones de cláusula, en la entidad granota saben que De Frutos no es uno de los activos con los que hay que tener prisa. Además, el Levante como el resto de clubes están pendientes de si se flexibilizan las medidas del fair play.