Punto final a la pretemporada 2022/23. El Levante cierra su preparación para LaLiga Smartbank con un empate frente al Al-Wehda, en un partido en el que Mehdi Nafti alineó un once que puede ser el del próximo viernes contra el Huesca e hizo pocos cambios. En un muy buen comienzo de partido Wesley Moraes apenas necesitó dos minutos para golpear primero, aunque el cuadro saudí reaccionó y Óscar Duarte hizo valer la ley del ex con un tanto de cabeza a balón parado.

El Levante salió con todo desde el primer minuto y a la primera llegó el premio. Saracchi cazó un balón que había sido rechazado tras un envío de Son y puso en bandeja el gol a Wesley, que solo tuvo que empujarla desde la línea del área pequeña. Ya por delante en el marcador desde el minuto 2, los de Nafti siguieron dominando y buscando agrandar el marcador.

Superado el ecuador del primer acto el Al-Wehda empezó a acercarse al área rival. También hubo algunos encontronazos entre jugadores de los dos equipos que se saldaron con algunas amonestaciones y la expulsión de un miembro del cuerpo técnico visitante. Tras uno de ellos llegó una falta lateral que se saldó con el gol de cabeza de Óscar Duarte, que se impuso por arriba y batió a Cárdenas con un remate picado. El balón parado vuelve a ser uno de los ámbitos en los que el equipo deja dudas. Tras unos minutos complicados con el 1-1 en el marcador el Levante volvió a tomar las riendas y buscó el segundo antes del descanso, aunque sin éxito. Aún hubo un susto final con un disparo de falta de Fayçal Fajr que se estrelló contra la cruceta.

Sin cambios en el descanso, los granotas volvieron a mostrar dudas tras la reanudación. No midió bien Vezo en un pase a Cárdenas y el guardameta tuvo que emplearse a fondo para negarle el gol al conjunto saudí. Tras esa ocasión despertó el Levante volvió a crecerse y un centro de Saracchi estuvo cerca de acabar en autogol de Botía.

Esta vez Mehdi Nafti apostó por hacer pocos cambios como si se tratara de un partido oficial y los relevos esperaron al final. Los futbolistas acusaron la acumulación de minutos y fue uno de los que partieron desde el banquillo, Cantero, quien tuvo la mejor oportunidad para marcar el segundo en el último suspiro. Melero remató a puerta a pase de Iborra y el canterano cazó el rechace, pero su envío se perdió rozando el palo. Tras ello el partido llegó a su fin. Algunas notas positivas y otros aspectos en los que hay que mejorar ante la inminente llegada de la competición.