02 de abril de 2020
02.04.2020
Superdeporte

El Levante se plantea acabar LaLiga de local en Mestalla

Los granotas, con todo en el aire, estudian varios escenarios y cerrar el Ciutat por las obras es uno de ellos

02.04.2020 | 16:58
El nuevo Ciutat de Valencia tras la reforma.

A todos los quebraderos de cabeza para los clubes de fútbol por los efectos de la pandemia del Covid-19, el Levante UD tiene que añadir uno más: el calendario para la reforma del Ciutat de Valencia. Con la paralización de las obras por orden del gobierno, que ha prohibido toda actividad no esencial desde el 1 de abril y hasta como mínimo el próximo día 10, el club ha empezado a estudiar los nuevos escenarios que se le plantean a la hora de reemprender los trabajos y cumplir en su estadio con el reglamento de iluminación y retransmisión de TV de LaLiga de cara a la temporada 2020/2021, cuyo arranque por cierto también está en el aire.

El plan inicial pasaba por invadir el terreno de juego a partir del 25 de mayo y hasta el 15 de septiembre para instalar la nueva cubierta, pero ya está claro que cuando llegue la primera fecha ni siquiera se habrá reanudado LaLiga. No solo se trata de la disponibilidad de los operarios, sino también de asegurar los suministros de material que también se han cortado y que en gran medida están importándose de Italia. Hoy por hoy es indudable que se puede hacer bien poco, ya que el desenlace final es un misterio y ni siquiera está claro cuando podrá volverse al tajo.

La Cerámica o todos a domicilio

Sin embargo, desde Orriols tratan al menos de adelantarse a los acontecimientos en la medida de lo posible. Tanto es así que, poniéndose en lo peor, una de las alternativas más extremas pasa por cambiar el Ciutat por Mestalla o La Cerámica o incluso jugar todos los partidos que faltan de LaLiga a domicilio, incluidos los seis que le corresponden al equipo como local ante Sevilla, Atlético de Madrid, Betis, Real Sociedad, Athletic y Getafe. A estos clubes se les ofrecería jugar en sus estadios. (Consulta aquí el calendario).

Estas soluciones, a falta de coger cuerpo, han motivado un sondeo informal con LaLiga para tantear si sería posible obtener el permiso de la patronal, que ya lo concedió para modificar el calendario de la próxima temporada y jugar las primeras jornadas fuera de casa. En caso de obtenerlo, de esta manera las obras se reanudarían cuando el gobierno las autorice y el Ciutat ya no volvería a abrir sus puertas hasta la 20/21, ya que la instalación de la nueva cubierta no tendría que esperar a la finalización del campeonato. LaLiga, además, concedió una moratoria de un año para que el Levante cumpliese el reglamento de iluminación y retransmisión de TV en su estadio.


La realidad es que el Levante UD, que está haciendo lo posible para evitar un nuevo retraso como el del año pasado, está cogido de pies y manos. Ahora mismo nadie sabe lo que va a pasar ni en lo que respecta al final del estado de alarma ni al regreso del fútbol. Los planes, en el mejor de los casos, pasan por jugar en verano a puerta cerrada para así no perder los ingresos por televisión. Por proximidad, los dos hipotéticos estadios que estarían encima de la mesa son el de La Cerámica, máxime con la buena relación entre entidades, y como ya ocurrió con el traslado desde Vallejo, el de Mestalla, si bien no se ha realizado ninguna gestión a nivel oficial en este sentido.

Nuevos plazos

El principal inconveniente para el Levante UD tiene que ver, por un lado, con la retirada de la actual cubierta de tribuna y, por el otro, con la necesidad de invadir el campo para la colocación del techo que cubrirá todo el estadio. El parón por los partidos internacionales de finales de marzo iba a aprovecharse precisamente para desmontar la vieja estructura. Las últimas jornadas iban a jugarse sí o sí con todo el recinto descubierto.


Los plazos, teniendo en cuenta la pausa previstas por las Fallas, estaban calculados para que esta fase de la reforma estuviese concluida a principios de la próxima temporada, en concreto con la fecha exacta del 110 aniversario en septiembre. Sin embargo, en este momento es temerario aventurar ningún plazo, máxime cuando todo apunta a que la 20/21 arrancará más tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook