Que el futuro de Martin Braithwaite estaba lejos del Camp Nou es un secreto a voces. Con la necesidad de hacer hueco a Messi y las llegadas ya confirmadas de Agüero y Depay como agentes libres, el danés se había quedado sin opciones de seguir en la entidad. En las últimas semanas, el atacante empezó a recibir llamadas de numerosos equipos e incluso el Valencia CF era uno de los pretendientes, aunque nunca para un traspaso, claro.

El FC Barcelona, siempre con la lupa puesta sobre el Valencia CF, no ha dejado de tener interés en llevarse a José Luis Gayà, aunque nunca frutificó oferta alguna ni el jugador hizo ademán de querer vestir de azulgrana. En este sentido, apareció la figura de Yunus Musah. El jovencísimo centrocampista es muy del agrado de la secretaría técnica culé, que ve en él un gran potencial.

A sus 18 años y tras crecer esta temporada de la mano de Javi Gracia, se intentó realizar una operación por la que Braithwaite y Aleñá hubieran recalado en Mestalla y el internacional absoluto con EEUU llegaría al filial del Barça, con vistas al primer equipo. Nada de eso llegó a producirse y Aleñá se marchó al Getafe por 5 millones de euros y el danés pondrá rumbo a la Premier League.

15 millones por Braithwaite

En las últimas horas se ha confirmado un movimiento que, de forma indirecta, puede afectar al futuro del danés. El defensa del Brighton & Hove Albion, Ben Davies, firmará por el Arsenal a cambio de casi 60 kilos, lo que significa que las gaviotas están en disposición de reforzarse con jugadores de cierto coste. Y el objetivo es el todavía atacante culé.

El Brighton es uno de los equipos que se ha interesado por la situación de Braithwaite y ahora cuenta con el dinero para afrontar su incorporación. Eso sí, antes deberán convencer al jugador, que prefiere otras opciones (y las tiene). En el orden preferencial del internacional danés aparece el West Ham y el Wolverhampton, que también se han interesado por su futuro en las últimas horas.