El central del Valencia, que ha aterrizado en Mestalla con muy buen pie, se pasó por los micros de COPE Valencia para analizar el próximo partido liguero frente al Real Madrid, dos de los equipos más en forma de la competición. Aunque también tuvo tiempo de hablar de Bordalás, su adaptación a la ciudad, su fichaje por el conjunto valencianista, sus inicios...

Ante el inminente choque en Mestalla frente al conjunto blanco, el jugador intentó restarle importancia al asunto, "hay que tomarlo como un partido más. Una semana normal. Haciendo lo que venimos haciendo, seguro que vamos a dar pelea", y a pesar del buen momento de forma que atraviesa el Real Madrid, y sobre todo Karim Benzema y Vinicius, el central no se achantó y sacó pecho, "nosotros también tenemos grandes jugadores. Creo que la clave es centrarnos en lo que debemos de hacer nosotros y salir a pelear de igual a igual", remarcó.

A pesar del buen inicio de temporada del equipo, no quiso ir mucho más allá, y dejó claro que la intención es seguir la línea que ahora mismo mantienen e ir paso a paso si marcar un objetivo claro, "creo que hay que seguir paso a paso, sin marcarnos objetivos. Si lo hacemos, seguro que los resultados van a llegar y seguramente vamos a poder estar arriba donde merece estar el club por su historia".

Como no podía ser de otra manera, habló de Bordalás y de la exigencia que supone estar en el equipo, "el míster sabe a lo que quiere jugar y lo que quiere de sus jugadores. Tiene muy claro y así nos lo transmite que hay que ser humildes siempre. Los entrenamientos son muy exigentes y eso se ve luego en los partidos". Su fichaje por el Valencia tampoco paso por alto, con el que esta cedido hasta final de temporada con opción de compra, "me gustaría seguir aquí pero no sé lo que ocurrirá y cuál es la idea del club. Lo que tengo claro es que voy a darlo todo independientemente del tiempo que esté", afirmó el asertivo central.

Te puede interesar:

Como los jugadores muestran en cada partido, existe una gran sintonía dentro del vestuario, y el paraguayo se mostró feliz por ello, "desde el minuto uno la acogida de los compañeros ha sido espectacular. Hay un gran ambiente y eso luego se nota en los partidos. Hay un nivel muy alto y eso se nota en los entrenamientos, son grandes jugadores".

A sus 24 años de edad es el quinto país en el que juega, alejado de su familia y de su país de origen, Paraguay. "No ha sido una trayectoria fácil, pero siempre tuve claro mi objetivo. Tengo contacto con mi familia cuando viajo con la selección y van a venir pronto a visitarme en Valencia", aunque la anécdota estuvo cuando habló de sus inicios en el deporte, donde no empezó jugando en de defensa central, "comencé jugando de mediapunta pero a los catorce años, el Cerro Porteño, uno de los clubes más importantes de mi país, necesitaba defensas. Me dijeron si quería probar, y allí fui y me quedé", aseguró Alderete.