Menuda la que se ha armado en Argentina con uno de los escándalos futbolísticos más mediáticos que se recuerdan: Fernando Gago, ex jugador del Real Madrid y del Valencia, ha sido pillado en la cama por su mujer mientras "hacía el amor" con la amiga de esta. Todo ello ha propiciado una escandalosa separación de Gisela Dulko que ha copado las principales portadas de los medios de este país latinoamericano.

Gago y Dulko se casaron hace 10 años, dos después de haberse conocido en Madrid; la pareja se trasladó a Nordelta, un barrio ubicado al norte de Buenos Aires muy adinerado. Su vida parecía idílica, además de compartir tres hijos, Mateo, Antonella y Danielle. Lo más curioso es que estos pequeños estaban en el mismo colegio que los niños de Verónica Laffitte, una de las mejores amigas de Dulko.

Es ella la que se ha convertido en la amante de Gago casi sin que nadie se enterase hasta que se ha anunciado la separación: una infidelidad que ha situado al ex futbolista en el centro de la polémica durante las últimas semanas.