La historia se repite. La tensión entre la propiedad y el entrenador es máxima. El mercado de fichajes vuelve a ser el detonante de la crisis. José Bordalás está muy decepcionado por la ausencia de fichajes a estas alturas del mes de enero y por las dificultades que está poniendo el club a la hora de reforzar la plantilla en el mercado de invierno. La situación comienza a ser límite y el único perjudicado es el Valencia. No se puede permitir. Otra vez no, Meriton.

Se veía venir por la actitud del entrenador en sala de prensa. El desengaño era evidente. La temperatura ha ido subiendo en los últimos días a medida que se frustraban los fichajes del central y el mediocentro. El consenso del que presumía el Valencia en el mercado de verano está en peligro. Bordalás se ha implicado en la búsqueda de refuerzos y ha puesto algunos nombres propios encima de la mesa como Aridane o Wakaso, pero la realidad es que el club los ha ido descartando uno tras otro en las últimas horas.

De momento, todo son problemas y solo quedan dos semanas para el cierre del mercado. Los nombres que encajan a Corona (Álvaro González) no cuentan con el beneplácito del entrenador y los futbolistas que eran primera opción para el entrenador no se han cerrado por las limitaciones económicas del club. De hecho, solo ha pujado por ellos a través de cesiones como en el caso de Aridane.

Sin reunión entre Peter Lim y Bordalás

Otro de las decepciones de Bordalás es el trato recibido por la propiedad en las últimas semanas. El club le había prometido una reunión con el máximo accionista Peter Lim. Sin embargo, esa cita con el dueño que reforzaba la figura del entrenador no se ha producido hasta la fecha ni siquiera de forma telemática.

El malestar del entrenador se ha visto acrecentado por la voluntad del Valencia de vender a Daniel Wass en enero. El club estaba dispuesto a aceptar la oferta del Atlético de Madrid y traspasar al danés a la entidad rojiblanca en el momento que tuviera un sustituto atado. El enfado de Bordalás fue considerable porque Wass es uno de los pilares del equipo (es el jugador con más minutos de la plantilla) y así se lo hizo saber a Anil y Corona en la reunión del miércoles.

Aridane y Álvaro Gónzalez SD

El clima de trabajo se ha enturbiado en la ciudad deportiva de Paterna hasta el punto que Ser Deportivos Valencia ha asegurado que Bordalás ha tomado la decisión de desmarcarse de la política de fichajes del club. Según la Ser, en esa misma reunión del miércoles con Anil y Corona, Bordalás llegó a decir que si el Valencia no fichaba a los jugadores que quería, estaba dispuesto a tirar de canteranos.

Y en medio de este 'incendio', el sábado rueda de prensa de Bordalás con motivo del partido de Copa del Rey y la sombra de lo que pasó el año pasado con Javi Gracia.