José Luis Gayà no es de morderse la lengua. El capitán del Valencia CF ha visto cómo el TAD ha decidido mantener la ridícula sanción de 4 partidos por unas moderadas declaraciones tras la disputa de la 32ª jornada liguera de la temporada pasada. Por ello, el jugador ha decidido comparecer ante los medios de comunicación este mismo viernes a partir de las 12 horas para explicar de manera extensa lo sucedido.

En cualquier caso, Gayà ha dejado claro que considera "la decisión de desestimar el recurso presentado por el València CF un agravio comparativo sin ningún tipo de precedente".

"Quiero mostrar mi más absoluta desaprobación con la decisión que ha tomado el TAD en el día de hoy. Mantenerme una sanción de cuatro partidos no creo que sea algo proporcional. No busco ninguna comparación con otros compañeros de profesión, pero creo que no se puede aplicar la normativa dependiendo del mes, año o apellido del jugador", prosiguió en sus redes sociales.

Gayà insistió con su disgusto: "Estamos en una ilusionante temporada en la que nos jugamos muchas cosas, tanto a nivel colectivo como individual. Me hubiera gustado poder empezar la temporada con el Valencia CF, porque es un año con importantes retos por delante".

Sueño e indignación

"Además, a nivel de Selección afrontamos el desafío más especial y único que puede tener un jugador: jugar un Mundial. Un sueño por el que llevo trabajando los últimos cuatro años", afirmó.

Por último, mostró resignación y desilusión: "Pese a todo y la enorme desilusión que supone esta sanción, seguiré trabajando al máximo para poder cumplir mis sueños".