Valenciano, valencianista y emblema de Mestalla, Carlos Soler confiesa en una profunda y sincera entrevista con Superdeporte y Levante EMV su "verdad", los motivos que le han llevado a salir del club de su vida y recalar en el ilusionante reto del París Saint Germain. A corazón abierto, el centrocampista internacional no rehúye ninguna cuestión y aborda "la decisión más difícil", tras haberse ofrecido a renovar por diez temporadas con el murciélago. Para toda la vida.

Puchades, Baraja o Albelda tuvieron el último gran aplauso de Mestalla. A ti, Carlos, no te dio tiempo ni a despedirte en el campo, ni a decir por qué te fuiste.

Sí, por eso quiero hacer servir esta entrevista, como la despedida que no pude dar. Y quiero explicarme, dar mi versión, contar mi verdad. La afición vio que me iba el último día de mercado, que ni siquiera me despedí sobre el campo y merece saberlo todo. La noche del Atlético sabía que había una negociación en marcha, pero no estaba cerrada. Al día siguiente escuchamos la última oferta del Valencia. Después tuve que irme al PSG y ponerme ya a trabajar. Todo ha ido muy deprisa.

¿Y cuál es "la verdad" de Carlos Soler y el Valencia?

Yo desde pequeño he soñado con marcar goles en Mestalla, con celebrar cosas, con la afición, títulos. He podido conseguir uno del que estoy muy contento. Y estoy orgulloso de compartir vestuario con compañeros maravillosos y han sido años magníficos. Ya no solo te hablo de la etapa del primer equipo, te hablo de los 18 años que he estado allí, desde los siete que empecé hasta los 25 que tengo ahora. Ha sido genial. Me acuerdo de muchísima gente de la academia. Toda la gente que trabaja alrededor del club es maravillosa, hacen un trabajo que nadie ve y que es esencial. Todos los entrenadores que he tenido. Toda esta etapa ha sido magnífica y me llevo un recuerdo inolvidable. Voy a ser fan del Valencia allá donde esté, en París o donde sea. Me he visto todos los partidos desde que me marché. Mantengo una relación estrecha con Dani, con José, con Jaume, con Hugo, con Lato, con muchísima gente del vestuario. Y cada vez que vaya a València intentaré quedar con ellos a comer, a cenar. E incluso me gustaría ir a ver partidos si se pudiera dar la oportunidad. Obviamente no es fácil salir de tu ciudad, de tu hogar, de todo. Porque tengo 25 años y he pasado los 25 años ahí en València, con mi gente, mis amigos, que mantengo todavía del colegio. Dejar todo eso no es sencillo, ha sido la decisión más difícil que he tenido que tomar. Y ahora empiezo una nueva etapa, con la máxima ilusión por aprender nuevas cosas en una nueva ciudad y compartir vestuario con nuevos compañeros, ganar títulos también. Crecer, en definitiva.

"Obviamente me encantaría volver al Valencia"

"Obviamente me encantaría volver al Valencia" Vicent Chilet

¿Qué es lo que mueve a un jugador que es valenciano, valencianista, de la casa, que Mestalla ha sido su lugar en el mundo, a romper ese vínculo?

Es una pregunta complicada, porque no ha sido sencillo tomar la decisión de salir, de verdad que no lo ha sido. Ha habido una negociación por intentar renovar el contrato durante un año y pico en el que han pasado ciertas cosas, en las que yo, junto con mis agentes, también mi familia, mi gente más cercana, mis amigos... Al final he tomado una decisión, pero siempre me dejo aconsejar. Tomamos una estrategia mis agentes y yo de hablar con el club y de buscar unas condiciones tanto de duración de contrato como económicas, de proyecto deportivo del club. Estábamos teniendo unos años un poco complicados y no sólo hay que llevarlo todo el dinero. Hay mucha gente, y esas cosas que también me molestan, que lo lleva todo al dinero y no es así. Yo lo puedo decir. He buscado un contrato de larga duración en el Valencia, he buscado un proyecto deportivo ambicioso de jugar Champions y luego unas condiciones económicas también. Obviamente soy jugador de fútbol y también vivo de eso. Entonces, durante este año y medio, más o menos, no se han dado esas condiciones. El club no ha llegado a eso ni, ni tampoco se ha llegado a acercar. Y al final también comuniqué al club que yo no quería salir gratis porque le debía muchísimas cosas al club. Y así se lo hice saber a tanto Layhoon como a Gattuso. Así llegó, al final del mercado, esa oportunidad del Paris Saint Germain y bueno, llegamos a un acuerdo y salí.

¿Ha habido una voluntad real del club para que continuaras con una oferta que llegó el 29 de agosto tras ocho meses sin novedades?

Junto a mis agentes lo primero que les dije es que me gustaría quedarme en el Valencia. Y por parte del Valencia estoy agradecido porque han intentado hacer un esfuerzo para que renovara. Por lo que yo demandaba, tanto de años de proyecto y económicamente, me faltó quizá un acercamiento más. Pasó mucho tiempo desde la última oferta que tuve hasta la del último día prácticamente de mercado, que fue la misma. Fue la misma oferta, no cambió nada. Y en todo ese tramo quizá reclamaba un poco que me hubieran llamado o que me hubieran dicho algo más. De hecho, las últimas semanas de este mercado yo fui a hablar con Gattuso, también con Layhoon, aún para preguntarles si iba a haber algún cambio o si, definitivamente, como yo no quería salir gratis, había que buscar una salida. Me dijo que tenía que hablar con Peter y al final el último día del mercado, cuando ya estaba la oferta del París, me pasaron la suya y era la misma que la última. Hicieron un esfuerzo, pero no eran las condiciones que yo quería ni tampoco se acercaban y tampoco hubo en ningún momento margen de aproximación. Pero bueno, también hay que saber que en la vida todo el mundo no llega a acuerdos. Y esto es el fútbol. A mí me hubiera encantado también seguir, pero estoy contento también de la decisión que he tomado. Voy a un club grande y voy a intentar pelear por cosas grandes también.

¿Qué proyecto le pedías al Valencia?

Al final yo estaba pidiendo un contrato de larga duración porque quería vincularme prácticamente todo. De los 25 a los 33, 34 o 35 años, vincularme toda mi vida con el Valencia. El club tiene una filosofía y no quiere hacer contratos más largos de equis años. Yo pensaba de otra manera y el club nunca se acercó a lo que yo pedía en cuanto a años y no se llegó a ese acuerdo.

¿La propuesta se puede decir ya, era de diez años?

Lo que me hubiera gustado era un contrato de larga duración, ocho o nueve o diez años. En España está permitido y eso era lo que yo pedía el club en ese sentido. No me lo ofreció. Tampoco le tengo nada que reprochar, es su decisión, si no lo consideraron así, pues ya está. Es lo que te he dicho antes, es fútbol. Obviamente que me da pena marcharme, pero no lo tomo como algo personal, y espero que al revés tampoco y no se me guarde rencor. Pero también, por otro lado, tengo la ilusión por empezar algo, algo nuevo, es otra etapa de mi vida que pienso disfrutar al máximo.

"Yo pedí vincularme toda mi vida con el Valencia"

"Yo pedí vincularme toda mi vida con el Valencia" Vicent Chilet

¿Comprendes que el aficionado de Mestalla pueda reprochar de alguna manera que justo ahora era el momento de quedarse, por la coyuntura en la que está el club y aludiendo a todos los 'one club man' que se quedaron en el descenso del 86?

Yo entiendo que el aficionado, quizás si lo ves desde fuera y no sabe toda la verdad puede ser, pero eran otras épocas. Mi sensación es diferente, no tiene nada que ver el fútbol de antes con el de ahora, pero sí entiendo el sentimiento que pueda tener cualquier aficionado. Comprendo las críticas constructivas y he convivido con ellas durante todos estos años. No hay ningún problema porque al final estás hablando de fútbol. Pero ya cuando se sobrepasan límites, ya no conmigo, que puedo aceptar porque soy yo y soy el que está ahí, y soy la diana fácil, pero ya con gente de mi entorno, no me gusta y no lo acepto ni respeto.

¿Qué te ha molestado más?

No es la mayoría de aficionados del Valencia porque cada vez que he ido por la calle, cada vez que he paseado por ahí, nunca nadie me ha dicho nada. Y al contrario, todo ha ido fenomenal. Pero sí que hay una minoría que creo que va a hacer daño. Estaré eternamente agradecido con el trato que me ha dado la afición desde que subí al primer equipo hasta que me marché, porque aunque haya gente que haya querido hacer daño, hay una grandísima mayoría que me ha apoyado siempre. Creo que he demostrado que llevo desde los 7 años, que soy muy valencianista, que lo he dado todo, que podría haber jugado mejor o peor. Y que podré gustar más o menos, pero que yo lo he dado todo en el campo y fuera de él. También me he comportado de la mejor manera posible con el aficionado. Siempre he intentado pararme en la salida con el coche. A todos los actos que he tenido que ir lo he hecho con la mayor amabilidad posible. Entonces me gustaría que se me recordara por eso y no por insultos que no vienen a cuento tanto a mí como a mi novia, o a mi gente, o a mi familia.

Concretamente, tu pareja sufrió un miserable acoso machista en sus redes sociales.

Los ataques a mi novia han sido especialmente flagrantes, ha recibido mensajes inaceptables, con insultos y descalificaciones que además reflejan que seguimos viviendo en una sociedad machista que debe cambiar porque hace mucho daño. Desde aquí aprovecho para intentar erradicar ese trato a las mujeres que no merecen ser juzgadas tan duramente.

¿Hay algún momento en el que se haya puesto en duda tu valencianismo? Porque recuerdo también que se te reprochaba en la derrota de la final de Copa que no había fotos en las que lloraras.

Es la minoría que te he dicho antes, porque de hecho luego salieron fotos que sí, que estaba llorando. Al final es gente que se esconde detrás de un perfil que intenta hacer daño y que paga su frustración conmigo o con otras personas que no tienen la culpa. Y, de hecho, yo ese día después de la final estaba fatal. Unos lo muestran de una forma y otros de otra. Unos lloran antes, otros lloran después. Otros no lloran. Y no por ser el que llora tiene que sentirlo más. Estaba decepcionado, obviamente, porque acabábamos de perder una final de Copa del Rey y lo muestro a mi manera.

Carlos Soler habla de los audios de Anil Murthy

Carlos Soler habla de los audios de Anil Murthy Vicent Chilet

¿Qué opinas de que Anil Murthy dijera en los audios de Superdeporte que si salías gratis en enero te iba a «matar» con «toda la prensa»?

Me he mantenido en silencio. En los últimos meses han pasado cosas como todo el mundo sabe, el tema de los audios que salieron o situaciones así en las que tanto yo como mi familia, como mis agentes, hemos decidido no hablar por respeto, por no crear nada más grave de lo que era y eso quizá me ha podido perjudicar. Pero por eso estoy aquí, para darle naturalidad. Yo en esas situaciones no quería saltar, no quería hablar por no incendiar nada y porque creo que siempre le debo respeto máximo al Valencia y siempre he intentado hacerlo bien. O como cuando se dijo que habían ido a ofrecerme a algún club (Barcelona) sin yo saberlo. Eso duele, pero preferí ser prudente porque siempre me he mantenido en silencio por el respeto máximo al club, aficionados y compañeros.

¿En qué grado crees que ha influido en tu decisión la involución deportiva que ha habido desde 2019, cuando había una base muy fuerte y se venía de ser campeones?

Bueno, subí al primer equipo en un momento difícil, muy complicado, porque el equipo estaba mal y el año siguiente que estuvo Marcelino tuvimos un par de años muy buenos, tanto en Liga como en Europa. Llegamos a semifinales de Liga Europa y nos clasificamos a Champions. Creo que era un proyecto muy bueno y luego por decisiones en las que no tengo nada que ver y no sé lo que ocurrió, se decidió cambiar el rumbo del proyecto, cambiar el entrenador, cambiar cosas de la dirección deportiva. Y la verdad es que en los últimos tres años, a excepción de la Copa del Rey, el año pasado, que sí, que es verdad que llegamos lejos y que lo tuvimos a nada, a unos penaltis, en Liga no nos ha ido nada bien. Y es verdad que me daba la sensación de que el proyecto no lo veía a corto plazo. No lo veía para ser un proyecto para pelear por Champions y lo estábamos viendo durante todos estos años. Entonces eso, junto con no llegar a un acuerdo en las condiciones para la renovación, sí que ha podido influir. 

¿Qué desgaste tiene en el jugador de la casa tanta inestabilidad? ¿Se sufre y se padece más?

Es verdad que al ser de la casa lo notas más, lo sientes más. Eso no quiere decir que el que venga de fuera no lo pueda sentir igual o más que tú. Pero es verdad que todo toma una dimensión mayor para ti al ser valenciano y valencianista. Y estos dos últimos años, en los que he tenido la suerte de ser capitán, de compartir vestuario con grandes compañeros y capitanía también con Jaume, con José, con Gabi... Pues no han sido años fáciles y ha habido situaciones en las que me ha tocado sufrir desde el silencio, porque yo soy así y lo llevo todo así, en silencio. Pero sí es complicado, no es sencillo, sobre todo en una situación como esta que ha vivido el club las últimas temporadas. Pero creo que también se aprende de este tipo de cosas, te hace madurar y creo que estos años en los que quizá he tenido que ser, junto con José, con Jaume, los que diéramos un poquito más la cara en el club, también me ha hecho aprender y crecer. Estoy muy agradecido por todo y de haber compartido estas vivencias con grandes compañeros. Y me lo llevo para siempre.

¿Por qué París, más allá del nombre del club?

Hablé con el director deportivo y con el entrenador. Me dijeron que estaban cambiando cosas dentro del club, que querían un proyecto ambicioso para los próximos años. Obviamente para intentar seguir ganando la liga francesa, la Copa, pero buscar también el objetivo de la Champions que lleva muchos años detrás de ella. Y con ese objetivo en mente, tener una plantilla competitiva a todos los niveles, que en cada posición haya pelea por el puesto. Y hablé con los dos, me convencieron de que tenía que ir ya, porque había muchos partidos e iba a tener participación. Es verdad que ahora estoy en proceso de adaptación , pero también entiendo que es parte del proceso, es parte de llegar a un gran club con muy buenos jugadores y de tener esa competencia. No firmé un contrato de un año en el que me tenga que preocupar de si no juego al principio. He firmado cinco años, un contrato a largo, pensando en crecer y en jugar lo máximo posible durante todo ese tiempo.

¿Cómo comparas el salto de que en aquel primer equipo en 2017 con este? ¿Es un aprendizaje o un vértigo distinto?

Si te digo la verdad, por ejemplo, con el número me he cogido el 28, el mismo con el que debuté en el Valencia, era un poco por volver a empezar. Al final es verdad que tengo ya un bagaje y una experiencia y una madurez que no tenía cuando llegué al primer equipo del Valencia, pero es algo similar. Al final es un cambio muy grande en tu vida, igual que lo fue el subir al primer equipo. Es cambiar a vivir a otra ciudad, otro idioma, otros compañeros, otra cultura. Es un volver a empezar con esa ilusión que se tiene siempre de un inicio.

Carlos Soler: los proyectos, su valencianismo y el dinero

Carlos Soler: los proyectos, su valencianismo y el dinero Vicent Chilet

¿Irte al PSG a tan pocos meses de que empiece el Mundial es un riesgo para que te puedan llamar para ir a Catar?

Obviamente que se te pasa por la cabeza porque somos personas y también tenemos sentimientos y pensamos en todo. Al final yo confío en mí y en mis posibilidades de tener minutos en el París Saint Germain. Por eso hablé con el director deportivo, con el entrenador y me lo comunicaron, que me querían para completar la plantilla. Cuando he venido a la selección he tenido la suerte de poder ayudar al equipo con algún gol y creo que me he podido adaptar bien al rol que me pide aquí Luis Enrique. Y simplemente es confiar en mí, en mi trabajo y luchar por intentar ganarme un puesto en la convocatoria. Hay grandísimos jugadores. De hecho, en esta convocatoria hay muchos que no están y son muy buenos. Voy a pelear al máximo para poder estar en la lista.

Has tenido una relación privilegiada con el gol desde pequeño. En el PSG se te ve muy cerca del área, sustituyendo a Messi y Neymar ¿Te ha pedido Galtier algo específico respecto a tu rol?

Es verdad que el sistema 5-2-3 que hay en el París me comentaron que como soy un jugador polivalente puedo jugar o en las dos posiciones de arriba de extremos, pero que al final es tirando hacia dentro y buscando la portería contraria o en el doble pivote. En cualquiera de esas posiciones me dijeron que podía jugar. Y yo encantado, porque es un equipo magnífico, con muy buenos jugadores. Jugar con buenos futbolistas te hace también mejorar y ser mejor y creo que en esta oportunidad también me puede hacer ser mejor futbolista.

¿Cómo condiciona un Mundial a mitad temporada?

No he tenido la suerte de poder ir a ningún mundial. Ojalá que este sea el primero de muchos. Ojalá. Pero sí que es verdad que en mitad de temporada lo cambia todo, a final de temporada ya muchos jugadores llegan con muchísimos partidos. Al final el club piensa por sí mismo y no te va a dejar descansar para que luego llevéis bien al Mundial. Ahora los jugadores van a llegar más frescos. De hecho es el momento de la temporada que mejor empiezan a estar los jugadores y eso hará que se vea un Mundial muy atractivo, con todos los jugadores en forma. A ver cómo va este nuevo momento de jugar el Mundial. Es una buena oportunidad y la selección española tiene grandísimos jugadores para hacer un gran Mundial. Ya lo demostramos en la Eurocopa y en la Liga de Naciones.

Carlos Soler, valencianista de cuna SD

Desde que se fue Ferran ha dicho que algún día querrá volver. Alcácer o Albiol han intentado volver. Te acabas de marchar, pero no sé si querrás acabar tus días como jugador del Valencia y completar el círculo.

Como aficionado, seguro y como jugador, obviamente que me encantaría en algún momento poder volver y como dices, completar el círculo. València es mi casa y no le voy a decir que no, obviamente. Tengo magníficos recuerdos, tengo todo allí y para mí el Valencia lo ha sido todo siempre. Y yo voy a ser siempre un valencianista más y un valenciano más allá donde esté. Y seguro que dentro de unos años, si no es en el campo, me tendrán en la grada animando como uno más.