El Valencia sigue posicionándose para un mercado de fichajes en invierno que puede resultar clave para apuntalar las expectativas del equipo de Gennaro Gattuso, de cara a la segunda vuelta del campeonato y las esperanzas de luchar por Europa.

El técnico italiano pretende incorporar como prioridad un mediocentro y un extremo, que equilibren posiciones del campo claves en su sistema y aumenten tanto la competencia como las alternativas en esas demarcaciones. Para el flanco del ataque, el nombre de Bryan Gil vuelve a cobrar fuerza. El pasado verano, su regreso como cedido a Mestalla se truncó en las últimas horas de mercado, a pesar de la voluntad incondicional del jugador de Barbate por volver a vestir de blanquinegro.

La llegada de Gattuso al banquillo del Valencia fue muy bien recibida por el atacante del Tottenham, que consideraba que la propuesta del entrenador calabrés potenciaría sus virtudes como jugador y serían más aprovechadas que en los seis meses que estuvo la pasada campaña con José Bordalás.

A pesar de que Antonio Conte no autorizó su salida de los Spurs, la realidad es que Bryan Gil apenas ha jugado en esta primera mitad de temporada con el conjunto del nordeste de Londres.

Aunque el Valencia está pendiente de la situación del atacante, puesto que el Tottenham ve con buenos ojos otra cesión, pero de nuevo, Conte no dejará salir al jugador hasta que tenga un recambio en su plantilla.

Diego Demme

Por lo que respecta al mediocentro, el perfil que se pretende es el de un jugador que aporte oficio a una zona medular que ha tenido las piezas contadas en algunos partidos por sanciones y lesiones y que es la zona del campo con la media de edad más joven de todo el equipo. En ese retrato robot, el primer nombre en sonar ha sido el de Diego Demme, mediocentro alemán del Nápoles, y de la entera confianza de Gattuso, que ya persiguió su incorporación en verano. El futbolista, de 31 años, apenas ha jugado en el equipo partenopeo en la primera vuelta, perjudicado también por una lesión, y a pesar de que es la segunda opción para el técnico Luciano Spalletti por detrás de Lobotka, no lo dejaría salir cedido sin garantizar un reemplazo.

Diego Demme, jugador del Nápoles SD

Por último, el Valencia también ha activado la renovación de Mouctar Diakhaby, consolidado como la principal referencia defensiva del equipo. A pesar de que la predisposición del futbolista es positiva para escuchar al club, la realidad es que en apenas un mes, el central será agente libre y podrá negociar su fichaje por el club que considere (en Francia es muy solicitado) como agente libre.

Gattuso desearía que los fichajes no se demorasen al final del mercado, porque en enero en juego está la Supercopa de España, la Copa del Rey y volver a reengancharse a Europa en LaLiga. Después de la reunión con Peter Lim en Singapur y de que el máximo accionista diera luz verde a fichar, Miguel Ángel Corona busca opciones para el equipo tal y como reconociera Javier Solís hace algunas fechas. «Lo que dijimos sigue así. Se analizó en Singapur. Miguel Ángel (Corona) está encima, es su responsabilidad el buscar el encaje que funcione a nivel deportivo, porque lo que no se pretende es firmar por firmar y lógicamente a nivel económico como todos los clubes y por supuesto, Miguel Ángel está en ello. Me consta que está trabajando y está viendo cosas», aseguró el portavoz de la entidad de Mestalla.