13 de enero de 2018
13.01.2018
LALIGA Deportivo - Valencia

El Valencia, con el viento de cara en Riazor

Buen partido para aprovechar el enfrentamiento directo entre Real Madrid y Villarreal

13.01.2018 | 23:11
El francés Coquelin, momentos antes de subir al avión en Valencia camino de Galicia.

A la temida cuesta del mes de enero el Valencia ha llegado embalado a no ser que el partido de hoy en A Coruña frente al Deportivo diga lo contrario. De momento ha ganado en casa con absoluto merecimiento el partido de Liga que ha jugado ante el Girona, y ha eliminado a la UD Las Palmas de la Copa del Rey tras goleada en Mestalla casi sin despeinarse. Eso en lo que a resultados se refiere, porque las sensaciones todavía son mejores ya que permiten aventurar sin excesivo riesgo, que el Valencia de Marcelino ha superado su primer bache. Se rompió el globo y llegó la primera derrota en Getafe, y poco después llegaron dos más, la de Eibar y la de Villarreal. Y con ellas, las primeros asomos de crítica nacida en la exigencia y fundamentada en tres reflexiones; 1.- Si el Valencia no sale a tope en cada partido puede perder contra cualquiera, y si sale a tope en cada partido puede ganar a cualquiera. 2.- Los rivales ya conocen al Valencia de Marcelino y su juego sorprende menos. ¿Falta una alternativa futbolística, un Plan B? Y 3.- La plantilla es corta, las bajas se han dejado notar y conviene reforzarla en el mercado invernal. Tres críticas razonables. Tan razonables que a la que tiene que ver con darlo todo en cada partido respondieron dos pesos pesados del vestuario como Rodrigo y Jaume Domènech tras la primera parte jugada ante la UD Las Palmas en Copa, posiblemente la única vez que este equipo se ha dejado llevar desde que empezó la temporada.Y a la que tiene que ver con que la plantilla es corta, la respuesta también ha llegado desde dentro del club, a trece de enero y ya hay cerrados oficialmente dos fichajes, Vietto y Coquelin. En cuanto a si tiene o no tiene Plan B Marcelino, tal vez la respuesta esté también en el mercado y lo que puedan ofrecer Vietto, Coquelin y Cancelo, si es que el portugués regresa a Mestalla, que está por ver por más que él y su agente lo intenten y por más que Marcelino lo espere hasta el final.

El de hoy es el segundo partido liguero de enero y el equipo ha aprendido la lección; por bandera lleva la humildad y nadie se ve clasificado ya para las semifinales de Copa del Rey porque antes toca la ronda con el Leganés, y sobre todo, antes toca el partido frente a un Deportivo que pelea por no meterse de lleno en el barro, situación que hace de él un equipo peligroso. No en vano, en ataque tiene futbolistas que conviene no despreciar como el rumano Andone, Adrián o Lucas Pérez, que pudo ser del Valencia en verano pero optó por el Depor...Son las cosas del terruño.

Por si acaso, y a la espera de que Murillo y Carlos Soler se recuperen de sus lesiones, Marcelino viaja a Galicia con Luciano Vietto y Francis Coquelin, flamantes fichajes de invierno que le dan un margen de maniobra impensable hasta hace nada. ¡A poco que regresen los lesionados va a tener problemas para hacer la convocatoria! El francés es la gran novedad de una lista de la que se cae Nacho Vidal y en la que hay cuatro delanteros, Zaza, Rodrigo, Mina y Vietto. El asturiano tiene dos quebraderos de cabeza para este encuentro. El primero, cómo suplir en el once a Kondogbia, que es baja por acumulación de tarjetas. Marcelino lleva toda la semana diciendo que jugará Maksimovic. El serbio apunta al once titular, pero lo cierto es que el técnico se lo está pensando con Coquelin. Ojo. El segundo es, en ausencia de Carlos Soler, quién juega en la derecha por Andreas Pereira que, como Kondo, cumple ciclo por cinco amarillas. Guedes es fijo. Dos son las alternativas para la otra banda. O Marcelino opta por la apuesta más natural que sería Nacho Gil o da entrada a Lato formando un doble lateral en la izquierda. El técnico descartó ayer que un delantero caiga a banda. «Solo jugarán dos». En juego está seguir afianzando la posición de Liga de Campeones, no en vano, esta semana el Sevilla juega en Mendizorroza y, cuidado, el Villarreal en el Bernabéu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine