05 de julio de 2019
05.07.2019
MERCADO DE FICHAJES

[Caso Maxi] Difícil pero no imposible: El Valencia resiste

El club respira cierta esperanza en reconducir la operación tras la aparición 'in extremis' del West Ham

05.07.2019 | 22:16

La multimillonaria oferta del West Ham ha complicado la operación Maxi Gómez. Sin embargo, no todo está perdido. El Valencia CF tiene un acuerdo con el Celta de Vigo, cuenta por el momento con la palabra del delantero uruguayo y no renuncia a ficharlo en los próximos días. El Director General del Valencia Mateu Alemany está dispuesto a pelear su traspaso hasta el final. La operación corrió serio peligro durante la noche del jueves y la mañana del viernes coincidiendo con la presencia a la desesperada de los emisarios ingleses en Vigo. Por un momento pareció perdido. Sin embargo, según ha podido saber Superdeporte, a medida que pasan las horas desde el Valencia se respira cierta esperanza en reconducir la operación y no se descarta que el traspaso pueda cerrarse entre el sábado y el domingo. Maxi es el elegido, el delantero de momento no ha cambiado de opinión y el Celta es el primer interesado en que le operación vaya adelante por su deseo de recuperar a Santi Mina. El Valencia no va arrojar la toalla. Hay motivos para seguir creyendo. Por mucho dinero que ofrezca la Premier League hay que esperar. Es la actual postura del Valencia.

El 'caso Maxi' se ha convertido en un auténtico culebrón este verano. La operación estaba cerrada el pasado jueves por la tarde. El Valencia y el Celta de Vigo llegaron a un acuerdo total para el traspaso de Maxi Gómez por una cantidad de 14,5 millones más 1,5 millones en variables. El fichaje incluía el traspaso de Santi Mina y la cesión de Jorge Sáenz por dos temporadas con opción de compara para el Celta. Todo estaba acordado de forma verbal. Solo faltaba la firma. El propio director deportivo del Celta, Felipe Miñambres, daba por hecha la operación en la presentación oficial de Denis Suárez en Balaídos. "Estamos avanzando, es cierto que se ha avanzado mucho en las últimas horas, pero todavía no está cerrado", decía sin tapujos. Faltaba la firma. Nada más. Todo parecía encaminado. Que fuera oficial era cuestión de horas.

La operación dio un giro de 180 grados cuando el West Ham apareció en escena el jueves por la noche. Los emisarios ingleses se desplazaron a última hora a Vigo en avión privado para torpedear la operación con una suculenta oferta de 40 millones para el Celta y 6 'kilos' por temporada para el jugador. La buena noticia para el Valencia es que el Celta la ha rechazado. Por segunda vez consecutiva. Hace una semana ya rechazó una de primera oferta de 32,5 millones. El Celta no tiene intención de negociar con el West Ham como así ha demostrado durante las últimas semanas y se aferra al acuerdo cerrado con el Valencia. Es su mejor opción. Al presidente Carlos Mouriño le interesa vender a Maxi al Valencia porque la operación satisface su sueño de recuperar a Santi Mina y le asegura la cesión de Jorge Sáenz. El problema llegará si el West Ham es capaz de convencer a Maxi y está en disposición de pagar los 50 millones de la cláusula de rescisión del uruguayo. Un escenario que dejaría sin margen de maniobra tanto al Celta como al Valencia. De nada serviría el acuerdo.

Ese es uno de los problemas. La otra traba de la operación es la comisión desproporcionada que los agentes de Maxi Gómez, Stellar Group, están exigiendo ahora mismo por el traspaso. Los representantes del uruguayo exigen la misma comisión que cobrarían si la operación se acabara haciendo con el West Ham.

El club británico ha apostado muy fuerte por Maxi Gómez hasta el punto que, según ha podido saber Superdeporte, estaban convencidos de que el uruguayo iba a pasar la revisión médica este mismo fin de semana. Ahora mismo es una incógnia. Lo que está claro es que el poderoso desembarco de West Ham en Vigo ha mareado a los agentes y ha hecho temblar la operación. Aunque de nada servirá el dinero si el uruguayo no cambia de opinión. Ahora mismo la gran esperanza del Valencia sigue siendo el compromiso de Maxi de jugar en Mestalla la próxima temporada. El mismo que tiene Santi Mina por regresar a casa dentro del proyecto 'retorno' del Celta de Vigo junto a Denis Suárez. Ayer en el campus del propio exjugador del Barcelona dejó claras sus intenciones. "Yo he jugado Champions. He ganado un título en el Valencia pero lo que quiere un futbolista es jugar domingo a domingo y darlo todo en el césped. El interés que demuestra el Celta por mí es grandísimo. Hay un interés muy fuerte del equipo que es mi casa y esperemos que se resuelva de la mejor manera. Estoy a punto de venir para el Celta, pero aún no está hecho". Santi lo tiene claro. Ahora falta que Maxi también.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook