15 de septiembre de 2020
15.09.2020
Superdeporte
LA FÁBULA SE HACE REALIDAD

Los orígenes de Yunus: "Se veía que tenía algo distinto"

En Inglaterra lamentan su fuga y sus 'descubridores' en Italia presumen: "Estamos ante un fenónemo"

15.09.2020 | 14:17
Nacido en Nueva York, raíces en Ghana, criado en Italia, lanzado en Inglaterra.

Los grandes medios anglófilos no tardarán en poner a Yunus Musah en el foco. Es cuestión de días, de una jornada o de un par más a este nivel. Por sus raíces, por sus ramificaciones y por talento el caso de la joven sensación del Valencia CF es potente; material de primera para los especialistas en contar historias y cazar virales. Su presentación oficial –como titular– fue tremenda. Con 17 años, el centrocampista no se cortó ante el fuego real de la competición, de un Derbi, de LaLiga. Los amistosos tienen otro carácter. En clave fútbol, el partido más importante para Musah ahora es el siguiente. Así será hasta que se consolide. El aficionado tiene todo el derecho a disfrutar del momento. Al otro lado, las obligaciones de Javi Gracia y el club son otras: proteger, cultivar, conservar. Deberes que le han castigado con Ferran y que está corrigiendo con Kang In.

La mejor noticia para el Valencia –más allá de la victoria– es la peor para el Arsenal, club de procedencia de Yunus Dimoara Musah, que no acertó en su intento de retenerlo el pasado verano. Su fuga del fútbol inglés y del circuito estelar de la Premier League le va a costar críticas a alguien. Su fichaje va a tener el efecto contrario para Pablo Longoria (director de fútbol en el OM), del que se va a hablar bien. Yunus apostó por el Valencia por el plan a dos-tres temporadas: juvenil, Youth League, filial, primer equipo. En el Arsenal no veía proyecto para él y eso marcó la diferencia, también ante otras ofertas. En el Valencia están tranquilos. El jugador tiene lo que quería al salir de Inglaterra, tiene la confianza de Javi Gracia y el cariño en público, también del vestuario, donde han visto rápido lo que hay. Es un chaval carismático.

Otro caso Serge Gnabry

Termina contrato en 2022, pero hay una serie de cláusulas que activan la ampliación. Su precio de salida supera el precio de venta de Ferran, por ejemplo.

El portal football.london ya advirtió hace un mes de lo que podía suceder con Yunus: "El Arsenal tiene otro caso Serge Gnabry creciendo en el Valencia". La comparación con la estrella del Bayern es potente, pero la base está en la gestión –fallida– del talento. Los responsables del club londinense no supieron valorar a la figura alemana, que se marchó al Werder Bremen por cinco millones de euros. Un año después (2017), los muniqueses lo ficharon por ocho, lo cedieron al Hoffenheim con éxito y el resto es un trayecto de goles, rendimiento y títulos. El tiempo clasificará la dimensión del caso Musah. El Arsenal trabajó su renovación, consciente de su potencial y su protagonismo dentro de la camada de chicos 2002-03. El futbolista, sin embargo, sintió que la programación Gunner priorizaba otros canteranos como Joe Willock (1999), Miguel Azeez (2002), Emile Smith Rowe (2000) o Sam Greenwood (2002), que acaba de fichar por el Leeds United. Los tres últimos formaban parte del bloque que dominó su grupo de la Premier Sub-18, en la que Yunus sumó 15 partidos, cuatro goles y tres asistencias, justo antes de pasar al Valencia, con 16 años. Interior, mediocentro, mediapunta, extremo izquierdo... Pese a su versatilidad, Yunus no veía su situación clara y la luz apareció en València. "Decidí dar un paso diferente en mi camino para hacer realidad mi sueño", publicó en redes. No ha fallado.

Puede jugar por cuatro países

Yunus nació en Nueva York (Estados Unidos), pero a los pocos meses su familia desembarcó en el norte del Italia, en Castelfranco Véneto. Así lo recuerda Antonello Orfeo, presidente del Giorgione Calcio, club donde Yunus se formó, hasta los 10 añitos. Su padre se quedó sin trabajo y no pudieron ayudarlo; unos familiares le encontraron un puesto fijo en Londres. "Desafortunadamente, la familia se trasladó por necesidades". Hace tres semanas, el pequeño club posteó su bella fábula, celebrando su salto al primer equipo y sus actuaciones en pretemporada. "Se veía a un kilómetro que tenía las cualidades e ingredientes para llegar, siempre sonriendo, siempre liderando al grupo y siempre persiguiendo la pelota como única obsesión", describió Orfeo. En el Giorgione entró después de unas pruebas que el club celebra después de cada temporada. Cuidan la escuela. "Jugaba con niños más mayores porque los de la misma edad no podían detenerlo... El chico ya tenía algo especial, me atrevería a decir que estamos ante un Fenómeno". El dirigente lo tiene claro. El valencianista nunca ha perdido el vínculo con sus compañeros y entrenadores. Yunus siempre ha contagiado energía positiva. Tiene juego. Italia puede presumir de que lo ha visto crecer... Ghana lo ha sondeado, incluso podría hacerlo Estados Unidos. Su origen está en África, pero es internacional en categorías inferiores por Inglaterra, desde Sub-15 hasta Sub-18.


El primer paso, brillante

Gracia lo ha lanzado por la banda derecha (la apuesta advierte forma de acierto), pero su trayectoria amplía las opciones. "Es increíble, quería sólo disfrutar, es lo que me ha dicho el míster, disfrutar y trabajar duro, como sé hacer", ha asegurado en VCF Media. Bueno rollo, como en el campo.

Por físico, por velocidad, por cualidades para eliminar rivales y por capacidad para generar ocasiones, Musah siempre ha estado por encima de la media. La tendencia se ha hecho sentir también en la élite. El chaval tiene claro en lo que tiene que mejorar: en la toma de decisiones, en el último pase, en pegada. Ante el Levante estrelló un balón en el larguero: "En esas oportunidades tienes que hacer gol, no tienes muchas así en los partidos, la próxima hay que marcar". Javi Gracia le felicitó y le marcó el camino: "Me ha dicho que lo he hecho muy bien para ser el debut, que tengo que seguir así, que sólo es un partido". Tiene algo distinto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas