19 de septiembre de 2020
19.09.2020
Superdeporte
LAS CHARLAS DEL BAR TORINO

"El valencianismo debe estar preparado para cuando Peter Lim decida vender"

Presidente de la Peña Benicarló, Pedro García conduce 140 kilómetros para ver jugar al Valencia CF en Mestalla y asegura que el motor que le mueve para ello es el sentimiento. Y le duele que el club no esté en manos de valencianos

20.09.2020 | 01:01
"El valencianismo debe estar preparado para cuando Peter Lim decida vender"

Carlos Bosch: Pedro García es presidente de la Penya Valencianista de Benicarló. Hizo discurso en la asamblea de la Agrupación y muy aplaudido, que tuvo mucho calado.
Pedro García: Estuvo bien que se convocara una asamblea extraordinaria porque se le decía mucho a la Agrupación que por qué no hacía un comunicado, y en este sentido Sagreras lo hizo bien porque convocó cuando tocaba. No era cuestión de diez días antes ni después, considero que se hizo la asamblea cuando tocaba. La asistencia fue importante porque acudieron 228 peñas de 356. Fue una buena representación, lo cual quiere decir que las peñas, en este caso los valencianistas, sabían del momento crítico de la situación por la cual en estos momento está atravesando el Valencia.

CB: ¿Cómo fue el discurso?
PG:Comenté que, verdaderamente, los problemas venían de muy antiguamente, siempre hemos creído que los problemas del Valencia CF vienen de cuando se transformó en sociedad anónima. Todos los problemas vienen por ese motivo, es una historia muy larga...

CB: Entremos. ¿La venta del Valencia CF fue el gran fracaso de la sociedad civil valenciana?
PG: Es uno de los fracasos. El primero fue la transformación en sociedad anónima del club porque a otros clubes no se les obligó.

CB: ¿Crees que se debería haber hecho más presión desde la sociedad valenciana?
PG: Desgraciadamente los valencianos, a nivel político, siempre hemos sido ninguneados. ¿Por qué en Madrid respetan más a los catalanes?, porque se han hecho de respetar, ¿a los vascos? porque se hacen respetar, ¿por qué? porque defienden lo suyo con uñas.

CB: El Conde Duque de Olivares dijo "con los catalanes haré lo que ellos quieran, con los aragoneses haré lo que pueda y con los valencianos haré lo que yo quiera" y eso es la conversión del Valencia en SAD.
PG: Así es. Desgraciadamente, los valencianos somos gente emprendedora, pero nunca hemos sabido darnos la importancia y defender lo nuestro, nuestros productos que a veces son numerosos. No nos damos importancia, no defendemos lo nuestro como hacen otros. Si los catalanes por ejemplo tuvieran la paella, lo hubieran multiplicado por 20, si tuvieran un producto como la horchata, sería como la Coca-Cola, quiero decir, defender, querer lo nuestro...

CB: Me lo dejas botando porque, el aquel fracaso tiene su reflejo en el proceso de venta. De la misma manera que no se cerró TV3 ni se cerró La Caixa, se cerró Canal 9 y se cerró el Banco de València, no se hubiera vendido el Barça ni el Athletic.
PG: Seguro. De hecho, aquí nos hemos dejado más, todo el sistema financiero valenciano se ha perdido. Y con el tema de Bankia al final se acaba culpando a los valencianos.

CB: Antes de la entrevista ha nombrado varias veces a Tuzón.
PG: Arturo Tuzón fue un gran gestor y es una persona que salvó al Valencia de un momento difícil. Con el descenso a segunda, en un momento económico muy difícil y en una época de crisis económica a nivel global. Tuzón llega al Valencia en el año 1986 si no recuerdo mal. El Valencia había acumulado deuda por el Mundial de España, por la construcción del estadio. Ramos Costa tuvo que salir al final, fue un gran presidente, a nivel deportivo le dio el auge al club, y a nivel mundial, como con Ramos Costa, el Valencia nunca ha tenido una imagen así. Kempes era el mejor jugador del mundo, seguramente eso no lo volveremos a ver. Se conoció al Valencia CF a nivel mundial y eso lo consiguió Ramos Costa.

CB: Después de la gestión de Arturo Tuzón, aparecen los paquetes de grandes accionistas y empieza la guerra...
PG: Arturo Tuzón trata de democratizar el club. Él divide el capital social, 700 millones de pesetas de aquella época, entre todos los socios que habíamos. En total salíamos a tres. Si todos los socios del Valencia hubieran comprado las acciones, automáticamente el Valencia ya estaba democratizado. Al final, prácticamente se cubre todo el capital y queda un pequeño paquete de unas 15.000 acciones, y esas acciones él las reparte entre algunos empresarios valencianos y socios del Valencia, Vicente Silla, Peris Frígola, Ramón Romero, Paco Ruiz también entró en el consejo de administración. También la familia Cuquerella, cinco empresarios que compraron, incluso Lubasa compró en su momento acciones, y él reparte en algunos grupos más grandes esas acciones que habían. A partir de la salida de Paco Roig del consejo comienza una guerra social que duró muchos años. Estando Pedro Cortés y Jaume Orti de presidentes la figura de Roig siempre estuvo presente. Llega Bautista Soler, en este caso Juan Soler, y buscaba la paz social, y desaparece la figura de Paco Roig. Juan Soler lo tenía todo para hacer una buena gestión y un estadio nuevo que fuera el motor del futuro.

CB: Dejó el 'marrón' del estadio.
PG: Y ahí hay un intérvalo de tiempo ahí con Vicente Soriano, tratan de vender las parcelas y no es posible, pero al final acaba todo desembocando en el año 2014. Antes también está Manuel Llorente en el club. A base de vender jugadores mantuvimos el club, con una buena gestión deportiva a nivel de fichajes, vendías bien y eso te servía para cuadrar presupuestos y pagar un poco la deuda. Pero la mejor solución era el concurso de acreedores. Se hubiera sufrido unos años a nivel deportivo seguramente, pero creo que con un buen gestor como es el caso del Levante con Quico Catalán, se hubiera salido.

CB: Si sale bien... un club saneado.
PG: Un club saneado que hubiera sido de los valencianistas, porque hoy en día el Levante es de la Fundación del Levante, que encima decidieron cuando llegó un inversor americano no vender, creo con buen criterio. El Levante está reformando su estadio y está haciendo una ciudad deportiva nueva, y tiene un club en Primera división asentado varias temporadas y una buena salud económica porque ha quitado mucha deuda de la que tenía. Eso es ser un buen gestor como lo ha hecho Quico Catalán, que es lo que debió hacer Amadeo Salvo. Para mí es el gran culpable, aparte de que se hubiera podido hacer, Creo que muchos valencianistas se sintieron engañados. A mí no me engañó porque en la asamblea de accionistas que se decidió la venta, voté en contra de la venta a Lim, y siempre podré dormir con la conciencia tranquila porque no creía que un magnate fuera la solución. Siempre he creído que el Valencia debe de ser de los valencianistas y que nos transformásemos en sociedad anónima ya hizo que no fuera solo de los valencianistas. En Barcelona hoy votan sus socios, aún deciden, en Madrid igual.

CB: Durante años, el 'dueño' no era de Singapur, era de una Fundación donde decidía Bankia los votos.
PG: Pero la Fundación dentro de lo que cabe era valenciana.

CB: Era la representación de la sociedad civil valenciana.
PG: Pero, Amadeo Salvo cuando llega, sus palabras eran que no tenía la intención de vender el club y en un año lo vendió, cuando hubo medios de comunicación que le hicieron la campaña y al final muchos valencianistas cuando llegó Peter Lim parecía que era Dios que nos iba a salvar. Lim no ha sido un salvador. Además, yo no creo en este tipo de gestión de magnate, quiero decir, yo me siento identificado con que nosotros estuviéramos más cercanos al Athlétic o Barça a lo que son algunos clubs europeos con un magnate aunque haya años que no ganes títulos. Al Athletic Club yo lo envidio. Su identificación con los socios, que pertenezca el club a los socios, que los socios sean los que decidan aunque sea el presidente cada cuatro años. Siento envidia del Athletic, del Barcelona y del Madrid, que ellos son quienes deciden como socios. A Bartomeu en unos meses lo echarán y lo decidirán los socios. Nosotros no podemos echar a Murthy. A Bartomeu, los socios saben que le quedan seis meses, o quizás menos, porque le han hecho una moción de censura...

CB: No podemos echar a Murthy. Ya no te hablo de Peter Lim.
PG: El núcleo del fútbol no es una empresa por mucho que él crea que es un empresa, es algo diferente porque siempre está la parte sentimental, porque el fútbol es algo sentimental, y cuando está la parte sentimental deja de ser una empresa. Y Peter Lim es el máximo accionista, pero no es el propietario, eso lo dije. Tengamos presente que Peter lim es el máximo accionista, pero no es el propietario, porque él en un campo vacío, el Valencia no le valdría de nada. La suerte que tienen Peter Lim y Anil Murthy en esta temporada es que la COVID le ha salvado de una de las broncas más históricas del Valencia, esa la suerte que están teniendo.

CB: Yo veo más profundo el desapego tremendo que hay entre el valencianista de a pie.
PG: El desapego es total. Hay gente que creyó y dejó de creer y hay otros que no han creído nunca, mi caso por ejemplo, que creímos que el Valencia debía ser más democrático. En el proceso de venta tampoco hubo poder económico valenciano para quedarse el club. Para mí fue un fracaso. Creo que debió haber un nivel económico empresarial valenciano para quedárselo. Estoy seguro que al Athletic de Bilbao o el Barça no les habría pasado. Es un fracaso de la sociedad valenciana o del valencianismo, que representa una gran parte de la sociedad... Es una de las instituciones más grandes a nivel mediático de toda la Comunidad, pero no nos damos cuenta. El Barça tiene un impacto mediático incluso más grande de lo que es Cataluña en sí. El Barça es conocido a nivel mundial, eso, al final tiene una repercusión para el lugar donde está el club y tiene un impacto más grande de lo que nos imaginamos, que es lo que hubiera podido ser el Valencia y es tener una dimensión más grande, bien gestionada por los valencianos, hoy tendría una dimensióny serías el emblema de esa ciudad. Creo que no valoramos el hecho de la importancia que tenía el Valencia y la dimensión que tiene.

CB: Si esto va a tener una solución, el primer punto es asumir todos nuestra cuota de responsabilidad.
PG: Ya, pero soluciones hay pocas. Hay quien ha puesto una demanda judicial al máximo accionista, en este caso Antonio Sesé. Imagino que cuando pones una demanda judicial tendrás argumentos.

CB: ¿La solución es judicial?
PG: No, la solución no es judicial. Creo que las situaciones en el tema del estadio tienen que presionar lo máximo posible.

CB: Eso puede ser una solución.
PG: Creo que a Peter Lim se le ha dado demasiado margen, y ahí está el tema del estadio, que el nuevo debería estar acabado. Llevamos seis años que debería haber sido el punto primordial de su gestión, que es el futuro del Valencia, una fuente de ingresos muy importante, y sin embargo llevan seis años y no han hecho nada. Ellos debieron hacer todo lo posible para vender las parcelas y acabar el estadio. El estadio debería estar acabado y ahí hubieras visto una implicación con la ciudad. ¿Cuántas veces ha venido? Se cuentan con los dedos. Cierto que tiene una edad, cierto que está a 6.000 kilómetros, pero manejar un club como el Valencia desde la distancia... Si hubiese estado Lay Hoon, Mateu Alemany nunca se hubiera ido, porque Mateu Alemany fue el mejor fichaje durante los seis años que está Peter Lim, es una lástima haber perdido a Mateu porque si volviera se podría enderezar esto.

CB: El proyecto era Alemany.
PG: El gran fichaje del Valencia es Mateu Alemany. Es más, puedo entender que en un momento dado, Marcelino deje de ser un plan del club y fuerce la situación y se decida prescindir de él, pero el sustituto de Marcelino debe elegirlo Mateu.

CB: Una buena parte del valencianismo cree que están en el Valencia por hacer negocio.
PG: La gente piensa que para ellos es una empresa, y un club de fútbol no es una empresa al uso. Ellos tienen la idea de que es una empresa, pero un club de fútbol no es una empresa normal.

CB: Si Meriton tuviera el concepto de que el Valencia es una empresa pero después hicieran una gestión profesional, peor ni eso.
PG: Sí. Lo que la gente no entiende es que tenemos un gestor, un buen director genera y prescindas de esa persona, no lo entiende nadie. Hubo gente que incluso podía entender lo de Marcelino... Lo que nadie entiende es lo Mateu Alemany.

CB: ¿Cómo se sube uno al coche para estar en Mestalla a las 18 horas, un sábado desde Benicarló?
PG: Porque un club de fútbol es sentimiento y haces cosas que no tienen uso de razón. Las personas no siempre son dos más dos, en este caso cuando tienes un sentimiento a un club de fútbol que, 'ahora te vas a València, 140 kilómetros, no sé qué... es por sentimiento. Por eso un club de fútbol no es una empresa, es la parte sentimental la que mueve los clubes de fútbol.

CB: El otro día un periódico de Singapur le decía a Peter Lim que no se puede pensar que los socios o aficionados no pintan nada en el club cuando invierten tiempo, dinero y esfuerzos en el club.
PG: Incluso sin los aficionados no son nada. Un estadio vacío no habría ningún club ni ningún equipo de fútbol, es decir, en un estadio vacío no hay club, un club son sus aficionados, a partir de la masa social es donde hay un club, en España y en el mundo. A mí me gusta el fútbol de hace unas décadas, tenía una parte más sentimental que no tiene el de hoy en día porque está más comercializado, todo es mercantilismo, han entrado grandes inversores en el mundo del fútbol, por eso mismo aquellos clubes que han conseguido que sean aún propiedad de sus socios, para mí es... No quedan muchos porque en Europa pasa igual, en Inglaterra los clubes han sido comprados por magnates.

CB: El problema germinal del Valencia es una mala gestión.
PG: Una mala gestión... Nunca debió haber pasado que estuviéramos en manos de un inversor y encima del extranjero. Si dijéramos que es de la Comunidad o del entorno valencianista... pero llegados a este punto, la solución no sé, no sé si la sociedad valenciana. Tampoco veo que Peter Lim, si se le hiciera una propuesta económica importante accedería a vender, puede ser que sí, pero hay que articularla también. Habría que mover una acción colectiva importante a nivel social valenciano y presentar una oferta, esa es la solución para que el club vuelva a estar en manos valencianas... En manos de valencianos y valencianistas.

CB: ¿Cree que Peter Lim lleva al Valencia en su corazón?
PG: No. Tiene que estar en manos de valencianos y valencianistas. Si resulta que el club es de una persona de Bilbao pero es del Valencia a muerte, estaría encantado.

CB: Por eso lo del dinero me parece menos grave, porque va y viene.
PG: De hecho cuando yo te hablo que es un gran fracaso la conversión a sociedad anónima, te estoy hablando de la parte social, no te estoy hablando de que si aquella temporada era buena o mala. Hay que ver, acaba derivando en la parte deportiva, cuando los problemas sociales son importantes, son más importantes que los deportivos. Los problemas deportivos se pueden arreglar es fácil, con una buena gestión, más fácil, pero arreglar la parte social es más complicado.

CB: El máximo accionista del Valencia no es valencianista...
PG: No lo es, ni lo ha sido nunca y tampoco lo será, eso es un sentimiento. Estamos hablando de que el Valencia es un sentimiento y Peter Lim ese sentimiento nunca lo tendrá pero, por lo menos, ya que lo considero una empresa, conozco pocos empresarios que no quieran hacer una gestión para no perder dinero.

CB: Hemos sintetizado a Peter Lim. Yo hasta le puedo perdonar que no sea valencianista. Puesto que no es usted valencianista, gestione bien, pero cuando tenemos a Mateu y usted lo tira, ¡ya no se que hacer!
PG: La gente no entiende. Estamos en un momento muy crítico, yo ya he dicho, creo que el momento más crítico en los 101 años de historia del Valencia, seguramente sea ahora, incluso más que cuando el club bajó a Segunda División.

CB: ¿Por qué?
PG: Porque no hay nada más difícil en cualquier cosa de la vida que un estado de incerteza, que es como se encuentra ahora el Valencia. Cuando las personas están en un estado de incerteza, las personas están inquietas y la gente quiere seguridad. Cuando bajamos a Segunda teníamos un problema económico... lo que sea, pero había valencianos, en este caso la figura de Arturo Tuzón, tiró del barco y dijo que aquí estamos y vamos a recuperarlo, la masa social acompañó. El Valencia estando en Segunda División tuvo más abonados que en Primera División el año anterior. Yo recuerdo que el Valencia bajó a Segunda División con grandes jugadores, con jugadores internacionales, la plantilla del Valencia no era para bajar a Segunda División. Tenías a Saura, a Subirats, a Castellanos, Arias, Tendillo, Roberto Fernández. Y cuando bajaron, la gente que cogió el club, querían al club, eran valencianistas y amaban al Valencia, y al final cuando amas algo...

CB: Has venido de Benicarló a bajarme la moral. Recuérdame que no vuelva a invitarte a una horchata.
PG: A ser realistas. Este sí es un buen titular, seguramente el Valencia esté en la situación más crítica en 101 años de historia, eso lo dije en la asamblea, por eso fuimos allí. El Valencia está en el momento más crítico de toda su historia, y yo creo que es así.

CB: ¿Qué detectas eso entre la gente joven?
PG: La gente joven está muy decepcionada. En una peña intentas animar. Ahora comienzas la temporada, pero claro, tú lees lo que sale en la prensa y cada día que pasa las noticias son peores, acabas hundiéndote, es que no hay ni una gota de luz. La oscuridad es enorme ahora en el Valencia, no se ve la luz. Y la luz, en esta situación, la única solución será que llegue un momento que Peter Lim quiera vender, que creo que llegará, porque además es una persona que tiene cierta edad, pero creo que cuando llegue, hay que hacer todo lo posible para que caiga en manos valencianistas.

CB: Hay que dejar hablar a la gente, porque si Peter Lim vende, no mañana, igual en cuatro años, y cuando venda...
PG: No lo sabemos, igual el año que viene pone el club a la venta, pero hay que estar preparado para ese momento. Como si lo dice dentro de tres meses. Hay que articular la sociedad valenciana y a los valencianistas como para poder presentar una oferta económica para poder quedárselo. Hay que mover a toda la sociedad valenciana. Las peñas forman una parte importante de eso.

CB: Muy bien.
PG: Yo creo por ejemplo que se debería hacer, ya se ha creado una plataforma pero, exdirectivos, exjugadores... habría que crear una plataforma con todos los expresidentes que han habido, empezar a mover el tema empresarial. Al fin y al cabo eso sería una parte importante de la sociedad valenciana, la Agrupació de Penyes es una parte importante porque vertebran mucho a sus aficionados, representan muchos socios del Valencia... Hay que estar preparados para que cuando venda, y ojalá sea lo más pronto posible.

CB: Ese sí que es el titular "La sociedad civil debe estar preparada para cuando Peter Lim diga voy a vender".
PG: Para que caiga en manos de valencianistas, si cae en manos valencianistas ya es diferente. Es que si no tienes amor a un club de fútbol... Si cae en manos de alguien que no es un valencianista, a la larga volverás a estar en la misma situación, hay que estar en manos de gente que verdaderamente ame al Valencia. Soriano se pudo haber equivocado, Soler se pudo equivocar, Roig se pudo equivocar... pero son del Valencia. Que no hicieran una buena gestión, bueno, pero yo creo que al final cuando alguien siente algo como un club de fútbol... no es una empresa al uso, un club de fútbol es algo totalmente diferente. Ojalá al final si se pudiera democratizar el club aunque seas una sociedad anónima...

CB: ¿No eres muy romántico?
PG: Pues sí, es un poco romántico, pero bueno, si cae en manos valencianistas, ya firmaría tener de presidente a un Fernando Roig.
CB: Seguro que lo haría bien...

Puedes leer las ediciones anteriores de las Charlas del Bar Torino.
Rafa Lahuerta: "Tenemos que ser capaces de articular una resistencia inteligente contra Meriton".
Sergi Calvo: "Mi temor es que Meriton deje caer el Valencia".
Marcos Colomer: "¿Cómo nos va a tener en cuenta Meriton si no nos necesita?".
Josep Bosch: "Meriton es y será una anécdota, el Valencia tiene 101 años de historia".
Albert Cardà: "Me jode que Meriton tenga la capacidad de dividir a la afición del Valencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook